1 de cada 3 mujeres cree que no tendrá ingresos suficientes cuando se jubile

Si, en términos económicos, la jubilación no pinta muy bien para una buena parte de los españoles, las mujeres los tienen aún peor, especialmente para las que no tienen ingresos propios o reducen su jornada para poder compatibilizar su vida familiar y laboral.

Y no es por lanzar un discurso feminista, ni mucho menos, pero las cosas son como son: aún hoy el rol de la mujer sigue siendo el que era en una proporción alta de la sociedad. Eso, en términos de “qué me queda para la jubilación” significa, para las que no trabajan: dos cosas: 1) que solo entrará una pensión en casa (la del marido), y 2) que si la mujer se queda viuda solo cobrará la mitad.

No podemos olvidarnos de ese grupo creciente de mujeres que trabajan, pero lo hacen de forma limitada y/o que dejan de trabajar unos años para “hacer de madres” y luego, tal vez, echar sobre sus hombros otras cargas familiares (naturales o políticas, que de todo hay). Esto, a la hora de cotizar, tiene sus consecuencias, puesto que, al haber trabajado menos, estas mujeres se pueden encontrar con una pensión irrisoria, si es que han conseguido cotizar el mínimo para jubilarse.

Sin embargo, estas no son las únicas cuestiones que afecta a las perspectiva de las mujeres ante la jubilación. Al fin y al cabo, hay una porcentaje alto y en aumento de mujeres que tienen una vida laboral “normal” y, sin embargo, muchas de ellas se muestras escépticas antes  su poder adquisitivo cuando se jubilen.

Las mujeres ante la jubilación

La cuestión es que un tercio de las mujeres cree que no tendrá ingresos suficientes cuando se jubile, según el Estudio Anual de Preparación para la Jubilación 2016 de Aegon. Es más, este estudio ha detectado que el 30% de las mujeres no ahorra nada o casi nada para su jubilación. Es más, según los datos aportados el 52% de la mujeres no tiene ningún plan para cuando se jubile.

Según el estudio, el principal motivo de las mujeres para retrasar su jubilación es que la pensión recibida era menor de la esperada. Por el contrario, en el caso de los hombres, su principal razón es que disfrutan de su trabajo.

Una de las cuestiones más interesantes que pone de manifiesto este estudio se refiere a las diferencias existentes entre hombres y mujeres en cuanto a sus perspectivas ante la jubilación y sus hábitos de ahorro. En este sentido, el estudio revela que las mujeres se muestran pesimistas, no solo ante la perspectiva de ingresos, sino también en lo que se refiere a la calidad de vida durante la jubilación, dos facetas en las que, por otra parte, la mayoría de los hombres son optimistas. De hecho, un tercio de las mujeres españolas cree que no tendrá ingresos suficientes durante su jubilación.

Algunos datos

El estudio elaborado por Aegon España revela otros datos muy interesantes sobre las perspectivas de la mujer española ante la jubilación, de los que destacamos los siguientes:

  • A diferencia de los hombres (50%), la mayoría de las mujeres (61%) no esperan tener una vida confortable durante su jubilación. El porcentaje de las que sí esperan una buena vida en la jubilación se reduce a un 7%.
  •  El 36% de las mujeres cree que no tendrá suficientes ingresos durante la jubilación, en el caso de los hombres esta cifra se sitúa en el 27%
  • Las mujeres creen que necesitarán entre un 80% y 100% de los ingresos que ahora recibe durante su jubilación, mientras que a los hombres les basta durante su jubilación con entre el 60% y el 79% de sus ingresos actuales.
  • El 31% de las mujeres admiten que no están ahorrando nada o casi nada para la jubilación, mientras que sólo el 5% de ellas admite tener los ahorros suficientes para esta etapa.
  • El 52% de las españolas no tiene ningún plan para la jubilación, mientras que  sólo el 37% de los hombres se encuentran en esta situación.
  • La principal razón de los hombre españoles para retrasar su jubilación fue que disfrutaban su trabajo (50%), motivo que no reconoció ninguna de las mujeres entrevistadas. Para ellas (33%) el principal motivo para retrasar la jubilación fue que su pensión era menor de la esperada. Sólo el 17% de los hombres se vieron en esta situación.
  • En cuanto a las motivaciones para jubilares, el 16% de las españolas lo hiceron debido a las cargas familiares (motivo no expuesto por ninguno de los hombres encuestados). Para ellos el principal motivo para jubilarse es la pérdida empleo (48%).
  • En cuanto a la dependencia de la mujer hacia el hombre durante el retiro, la mayoría de las españolas (55%) piensa que el apoyo financiero de su pareja durante la jubilación será importante o muy importante. Los hombres que tienen esa perspectiva son minoría (40%).

Definitivamente, hay que ponerse las pilas.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas

This entry was posted in + Seguros and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.