6 razones por la que el ejercicio físico reduce tus probabilidades de padecer cáncer

Cáncer, ¿Qué familia no ha sido golpeada por esta terrible enfermedad?

Bueno, en realidad no es una enfermedad sino un conjunto de enfermedades relacionadas. En todos los tipos de cáncer, sin excepción, las células del cuerpo comienzan a dividirse y extenderse sin límite a tejidos cercanos. Factores genéticos, de nuestro estilo de vida y medioambientales determinan nuestras posibilidades de padecer algún tipo de cáncer.

El  comportamiento sedentario así como muchas horas delante de la televisión, sentados o tumbados son un factor de riesgo para desarrollar afecciones crónicas, como cáncer, enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2.

Existe evidencia científica que demuestra el vínculo entre el ejercicio físico continuo y un menor riesgo de cáncer, y el sedentarismo con los riesgos para la salud.

Aunque la evidencia del vínculo causal es fuerte para algunos tipos de cáncer, no lo es tanto para otros. Es decir, ¿ser físicamente inactivo causa cáncer y / o ser físicamente activo previene el cáncer?

  1. La actividad física tiene una serie de efectos biológicos en el cuerpo, algunos de los cuales están asociados con las posibilidades de padecer determinados tipos de cánceres:

    Gracias al ejercicio físico disminuyen los niveles de hormonas como la insulina y los estrógenos así como ciertos factores de crecimiento que se han asociado con el desarrollo y la progresión del cáncer mama y cáncer de colon.
  2. Gracias al ejercicio físico se puede prevenir la obesidad y disminuir los efectos nocivos de la obesidad, particularmente el desarrollo de resistencia a la insulina que está vinculado a la aparición de cáncer.
  3. Gracias al ejercicio físico se puede reducir la inflamación crónica. La inflamación es una herramienta de nuestros sistema inmunológico para combatir microorganismos. Sin embargo cuando la inflamación persiste y se vuelve crónica aparecen enfermedades como pancreatitis y la enfermedad de Crohn que incrementan el riesgo de padecer cáncer.
  4. Gracias al ejercicio físico se mejora sistema inmunológico. Nuestro sistema inmune  es el que controla la aparición de tumores dado que las células tumorales expresan antígenos detectados como extraños. Un sistema inmunológico en forma elimina a estas células tumorales evitando su crecimiento y expansión.
  5. Gracias al ejercicio físico se altera el metabolismo bacteriano de los ácidos biliares, lo que resulta en una menor exposición del tracto gastrointestinal a estos carcinógenos sospechosos.
  6. Gracias al ejercicio físico se Reduce la cantidad de tiempo que tardan los alimentos en viajar a través del sistema digestivo, lo que disminuye la exposición del tracto gastrointestinal a posibles carcinógenos.

Además las últimas investigaciones indican que la actividad física puede tener efectos beneficiosos para varios los supervivientes del cáncer, específicamente en aspectos como: aumento de peso, calidad de vida, recurrencia o progresión del cáncer y pronóstico a futuro, es decir probabilidad de supervivencia. Es necesario mencionar que la mayoría de las evidencias de los beneficios potenciales de la actividad física en los sobrevivientes de cáncer proviene de personas diagnosticadas con cáncer de mama, próstata o colorrectal.

Si apuestas por cuidarte y mejorar tu salud puedes aprovechar y apuntarte al #RetoPuntoSeguro y benefíciate de todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria podrás obtener un importante descuento en la renovación de tu seguro de vida.

 
This entry was posted in #RetoPuntoSeguro. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.