9 consejos para ahorrar en el seguro de salud

9 consejos para ahorrar en el seguro de salud

9 consejos para ahorrar en el seguro de saludEl precio de los seguros de salud dependen de diversos factores, como la edad de los asegurados, su estado de salud y, por supuesto, el tipo de coberturas que se contraten. Conseguir el seguro más barato no consiste en contratar el que mejor precio nos ofrece, sino en valorar cuánto nos va a costar utilizarlo. ¿De qué te sirve contratar un seguro barato si cada vez que los uses, a cuenta del copago, te van llegar más facturas? ¿Para qué quieres un seguro barato si no te va a dar todas los servicios que estás buscando?

Para que no te den gato por liebre, y puedas ahorrar en tu seguro de salud te ofrecemos los siguientes consejos:

1 – Compara precios, condiciones y coberturas

Cuando compares los diferentes seguros de salud, además del precio, debes analizar las coberturas que ofrece cada aseguradora.

2 – Revisa las condiciones de cancelación

Aunque uno no contrata un seguro pensando en dejarlo, es importante revisar bien las condiocioens de cancelación, por si acaso. Normlamente es necesario avisar con dos meses de antelación, y es posible que, en caso contrario, puedan exigirte el pago completo de la póliza si no avisas con tiempo suficiente.

3 – Presta atención al precio del copago

Los seguros con copago son más baratos. Pero tras el copago pueden esconderse grandes gastos. Analizar cuánto hay que pagar por los diferentes servicios es fundamental, especialmente si prevés usar mucho los servicios del seguro. También tienes que revisar la limitación de servicios, ya que algunas coberturas tienen límites, como número de consultas o prueba.

4 – Elige la modalidad de cuadro médico

La modalidad de cuadro médico sale más barata que la de reembolso de gastos. Si tienes interés en determinados médicos, asegúrate de que están incluidos en el cuadro médico de la aseguradora.

5 – Contrata lo que necesites

Si consideras que tienes bien cubiertas parte de tus necesidades por la Seguridad Social, o que el seguro no te ofrece mejores servicios que los que te ofrece la sanidad pública en tu localidad, no pagues por lo que no vas a usar.

6 – Revisa el periodo de carencia

Algunas coberturas tienen periodos de carencia, que no son iguales en las diferentes aseguradoras. Si prevés que vas a necesitar un servicio con carencia, analiza cuál es el periodo estipulado en los diferentes seguros, a ver si te interesa o no esperar.

En el artículo ¿Qué es el periodo de carencia en los seguros de salud? encontrarás más información sobre esto.

7 – Paga la prima anualmente

Pagar por periodos largo de tiempo suele implicar un interesante descuento en el precio de la póliza respecto al fraccionamiento mensual o trimestral. Si puedes, mejor págalo de forma anual.

8 – Lee bien la letra pequeña

Todo seguro tiene sus limitaciones y exclusiones. Algunas son generalizadas, pero otras pueden variar de unas compañías a otras. Por lo tanto, dedica tiempo a leer las condiciones generales y a analizar qué limitaciones tienen los diferentes servicios.

9 – Presta especial atención a las ofertas

La competencia en seguros de salud es muy agresiva, y puedes encontrar ofertas increíbles. Antes de contratar, fíjate bien en cuestiones como la permanencia, las coberturas, las limitaciones y el precio de renovación, así como los periodos de carencia y las exclusiones. Como se decía antiguamente, “nadie da duros a cuatro pesetas”.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas
This entry was posted in Seguros de salud. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.