Cobrar el Plan de Pensiones: ¿Qué ocurre si falleces?

Cobrar el Plan de PensionesContratar un Plan de Pensiones es una buena opción de ahorro para garantizar la jubilación y complementar la pensión pública (si es que tienes derecho a ella). Pero, ¿cómo se cobra un plan de jubilación? ¿Qué ocurre si falleces? ¿Tiene diferente impacto fiscal cobrar la jubilación de una forma u otra?

Para empezar, aclarar que, una vez que te jubilas, puedes empezar a percibir el capital ahorrado cuando quieras. Una vez que decidas que quieres cobrarlo, debes decidir cómo hacerlo: en forma de renta, en forma de capital o de forma mixta.

En el caso de que una persona con un Plan de Pensiones falleciera antes de jubilarse, su plan lo percibirán los beneficiarios designados y, en su defecto y por este orden, el cónyuge, hijos o herederos legales del fallecido.

En el caso de que decidas cobrar tu Plan de Pensiones en forma de rentas, ¿qué ocurre si falleces mientras lo estás cobrando? 

Esto depende de cuál sea la modalidad de renta que hayas decidido contratar, financiera o asegurada.

Si contratas la modalidad de rentas financieras, los beneficiarios recibirán de forma fraccionada los derechos consolidases existentes en el plan en la fecha de fallecimiento del contratante.

Si decides contratar la modalidad de rentas aseguradas, el tratamiento será diferente, ya que incluye una póliza de vida. Además, también depende del tipo de renta contratada, que puede ser vitalicia o temporal.

Las rentas vitalicias se cobran hasta que el contratante fallezca. En esta modalidad hay varias opciones:

  1. No consumir el capital aportado. Los beneficiarios percibirían el importe total ahorrado en el plan. Además, la cantidad podría incrementarse a en un porcentaje en concepto de cobertura de fallecimiento
  2. Consumir el capital aportado. Los beneficiarios percibirían la diferencia en forma de capital entre la cantidad ahorrada y el importe de las rentas pagadas.
  3. Seguir pagándose a un beneficiario (generalmente el cónyuge) en su totalidad o en un porcentaje hasta su fallecimiento.
  4. Extinguirse en el momento del fallecimiento. Los posibles beneficiarios o heredaros no percibirían nada.

En el caso de optar por la modalidad de rentas temporales, estas  se percibirían  durante un periodo de tiempo determinado. Podrían darse dos opciones, en relación con los beneficiarios:

  1. Seguir pagándose en su totalidad: Los beneficiarios cobrarían hasta el plazo establecido (en su totalidad o un porcentaje).
  2. Extinguirse en el momento del fallecimiento: Los posibles beneficiarios o heredaros no percibirían nada.
 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas

This entry was posted in + Seguros and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.