Contratar un seguro de coche a todo riesgo con franquicia: Lo que tienes que saber

Contratar un seguro de coche a todo riesgo con franquicia

Contratar un seguro de coche a todo riesgo con franquiciaContratar un seguro de coche a todo riesgo con franquicia implica pagar menos por la prima anual del seguro, pero también supone asumir parte de los costes de la reparación en caso de incidencia.

Sin embargo, hay que tener en cuenta varias cuestiones clave. En primer lugar, hay que considerar si el ahorro en la prima compensa la franquicia. En segundo lugar, también hay que considerar la antigüedad del coche. Y no hay que olvidarse del uso que se le da al coche.

Los seguros de coche a todo riesgo con franquicia pueden ser muy beneficiosos para los conductores con bajo índice de siniestralidad o para vehículos que no se utilizan con demasiada frecuencia, ya que se redice el riesgo de tener un accidente.

En lo que se refiere a las bonificaciones, al tener una franquicia, muchas veces no es necesario dar parte. Y cuando menos partes se den, mejores serán las bonificaciones del seguro en la renovación.

Sin embargo, los seguros de coche a todo riesgo con franquicia también tienen algunas desventajas. La principal de ellas se debe que, por lo general, a partir del segundo parte del año no compensa, puesto que la franquicia se aplica en todas las ocasiones que se declara un siniestro. Por lo tanto, el ahorro inicial en el pago de la póliza deja de ser tal. Por eso es muy importante considerar la cuantía de la franquicia, el uso del vehículo, el índice de siniestralidad, los riesgos a los que está expuesto el vehículo y el precio final de la póliza.

Una opción es analizar bien qué franquicia es necesaria y cuál no según las coberturas, ya que algunos riesgos son más frecuentes que otros y cada conductor o vehículo puede estar expuesto a unos más que a otros. La frecuencia de uso, el tipo de desplazamientos o la experiencia al volante son factores que influyen en esta decisión.

En este sentido, es importante analizar bien las coberturas y la franquicia aplicada a cada una, puesto que hay riesgos que son bastante frecuentes y que no dependen de ninguno de los factores mencionados anteriormente, y en los que merece la pena no contratar franquicia, porque el incremento en la póliza no es muy grande. Es el caso, por ejemplo, de la cobertura de lunas.

Sin embargo, hay casos en los que contratar franquicia suele ser muy beneficioso, como el de daños propios, ya que el precio del seguro se reduce de manera significativa, a no ser que se trate de conductores de alta siniestralidad o que se esté expuesto mucho tiempo.

En cualquier caso, es muy probable que el seguro no permita la renovación del seguro en las mismas condiciones al año siguiente si se dan muchos partes y no hay franquicia. Es más, si se sobrepasa cierto límite es fácil que ni siquiera permitan una renovación a todo riesgo.

Contrates o no franquicia en tu seguro de coche a todo riesgo, asegúrate de comparar bien precios y coberturas. Para ello, te recomiendo que consultes el comparador de seguros de auto de PuntoSeguro.com, donde encontrarás información amplia y precisa.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas
This entry was posted in Seguros de auto and tagged , . Bookmark the permalink.

One Response to Contratar un seguro de coche a todo riesgo con franquicia: Lo que tienes que saber

  1. Pingback: Cuándo y por qué contratar un seguro de coche a todo riesgo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.