¿Cuál es la diferencia entre un seguro de vida y un seguro de decesos?

diferencia-seguro-vida-decesos

A pesar de que el seguro de vida y el seguro de decesos son pólizas que se activan con el fallecimiento del asegurado, lo cierto es que son muy diferentes, y sus coberturas son distintas. Aunque ambos seguros cubren el mismo riesgo, la muerte del asegurado, con una prestación económica, cada seguro lo hace de manera diferente.

Otro punto que tienen en común los seguros de vida y los seguros de decesos es que ambos se contratan para facilitar a los herederos y seres queridos las cosas cuando el asegurado falta. Aunque, una vez más, las garantías que ofrecen uno y otro seguro se ocupan de aspectos diferentes.

La principal diferencia entre ambos seguros ser refiere a qué tipo de prestación o servicios ofrecen al fallecimiento del asegurado. Cuando una persona contrata un seguro de decesos, la aseguradora garantiza la prestación de los servicios relacionados con el sepelio y los gastos generados por éste. Sin embargo, el seguro de vida ofrece una compensación económica por el fallecimiento del asegurado, que será recibida por los beneficiarios de la póliza, y no suele ofrecer ningún tipo de servicio relacionado con el entierro. No obstante, algunas aseguradoras ofrecen productos que incluyen una cobertura de decesos que puede contratarse de manera adicional o complementaria.

Otra de las diferencias que existen entre ambos seguros se refiere a las coberturas adicionales. Los seguros de decesos suelen ofrecer coberturas adicionales relacionadas con la repatriación del fallecido, asistencia en viaje para los acompañantes, gastos de viaje para la identificación del fallecido, asistencia psicológica y conservación de ADN, entre otros.

Por su parte, con los seguros de vida se pueden contratar coberturas relacionadas con la invalidez tras un siniestro, de manera que el asegurado cobraría el seguro en vida.  Con los seguros de vida también se pueden solicitar un anticipo de la indemnización para hacer frente al pago de los impuestos sucesorios y a los gastos del sepelio. Sin embargo, esto no incluiría la realización de las gestiones administrativas y otros servicios incluidos en el seguro de decesos.

En cuanto a los motivos que llevan a contratar uno u otro seguro, los seguros de vida permiten proteger la situación económica familiar para que los beneficiarios tras la muerte o invalidez del asegurado. La indemnización permite hacer frente a pagos pendientes y a diversos asuntos futuros, como la formación universitaria de los hijos, por ejemplo.

Para hacer frente a los gastos del sepelio, si el seguro se cobra por fallecimiento del asegurado, se puede solicitar, normalmente, un adelanto. En cualquier caso, algunas aseguradoras ofrecen con los seguros de vida una cobertura adicional de decesos.

En lo que se refiere a los seguros de decesos, el objetivo principal está relacionado con todo lo que implica el sepelio. En este sentido, esto es inmediato, y la familia no tiene que asumir ningún tipo de coste ni preocupares por realizar ningún trámite relacionado con el entierro, más que avisar a la aseguradora. En los seguros de vida habría que revisar las coberturas y, en su caso, solicitar una adelanto para los gastos del sepelio. Con los seguros de decesos, los beneficiarios no tienen que preocuparse de ningún tipo de gestión.

¿Cuál es la mejor opción de contratación?

La contratación de uno u otro seguro depende de las necesidades e intereses de cada asegurado. En cualquier caso, no son seguros excluyentes por lo que, si el seguro de vida no ofrece una cobertura de decesos adicional ajustada a las necesidades del cliente, siempre se pueden contratar los dos.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas
This entry was posted in Seguros de decesos, Seguros de vida and tagged , . Bookmark the permalink.

4 Responses to ¿Cuál es la diferencia entre un seguro de vida y un seguro de decesos?

  1. Pingback: Cuándo es conveniente contratar un seguro de viaje

  2. Muy interesante este post, es importante que se sepan las diferencias entre ambos seguros, no son iguales, principalmente por la respuesta que dan luego del fallecimiento.

     
  3. Pingback: ¿Hasta qué edad se puede contratar un seguro de decesos?

  4. María says:

    Esta muy bien la nota, lo único que aclararía es que al momento del deceso no es tan conveniente llamar a la aseguradora sino directamente al cementerio o funeraria que queremos que nos atienda y ellos directamente gestionan con el seguro.. El servicio es más cálido y no tienes la sensación que van a ir por lo más barato..

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.