¿Cubre el seguro de coche los daños por impacto contra animales cinegéticos?

¿Sabías que un tercio de los accidentes cada año se producen entre 15.000 y 20.000 accidentes por irrupciones o atropellos de fauna silvestre en las vías de circulación? Es más, según un estudio realizado en 2014 por el Centro de Estudios de Seguridad Vial Ponle Freno-AXA, el 1% de los siniestros de circulación declarados con garantía de responsabilidad civil se produce por colisión contra animales. De todos ellos, en el 61,7% están implicados animales de caza, seguidos por los animales domésticos (37,7%). En menor medida (0,6%), también algún tipo de ave estuvo implicada en un siniestro de circulación. último en menor porcentaje, por las aves (0,6%).

Pero, ¿quién es el responsable de estos siniestro? ¿Qué se debe hacer en caso de colisionar con un animal en la carretera? ¿El siniestro está cubierto por el seguro de vehículo?

Responsabilidad en caso de accidentes de tráfico con animales

El pasado 9 de mayo de 2014 entró en vigor una de  las principales modificaciones  de  la reforma de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. Esta reforma se refería a la responsabilidad en el caso de accidentes de tráfico con animales.

Según dicha Ley, en los accidentes de tráfico en los que se vean implicados animales, concretamente, los considerados como especies cinegéticas, “será responsable de los daños a personas o bienes el conductor del vehículo, sin que pueda reclamarse por el valor de los animales que irrumpan en aquéllas”.  

El Real Decreto 1095/1989  declara animales cinegéticos a las especies objeto de caza y pesca, divididos en caza menor y caza mayor, y a su vez en mamíferos, aves y peces, como por ejemplo (según comunidad autónoma): ciervo, corzo, gamo, cabra montes, rebeco, muflón, arrui, conejo, jabalí, liebre, zorro, lobo, perdiz, codorniz, paloma, tótola común, zorzal, agachadiza, pato, faisán, ganso, etc.. De todos ellos, el más peligroso es el jabalí, que está implicado en un tercio de los accidentes con animales.

¿Esto quiere decir que si me llevo un animal por delante mientras conduzco la culpa es mía? Efectivamente, si colisionas contra un animal en la carretera la responsabilidad es tuya, salvo en un par de supuestos.

La misma ley recoge dos excepciones que permiten eludir la responsabilidad al conductor en caso de colisión con un animal cinegético. Son las siguientes:

  1.  Si el accidente o atropello del animal es consecuencia directa de “una acción de caza colectiva de una especie de caza mayor llevada a cabo el mismo día o que haya concluido doce horas antes”, en cuyo caso el responsable es el propietario del terreno.
  2. Si el accidente se produce “a consecuencia de no poseer una la valla de cerramiento en condiciones, no haberla reparado en plazo en caso de desperfectos en su caso, o por no disponer de la señalización específica de animales sueltos en tramos con alta accidentabilidad por colisión de vehículos con los mismos”, en cuyo caso,la responsabilidad es el titular de la vía.

Pero el problema de la responsabilidad de los daños no acaba aquí. ¿Quién paga los daños sin en dicho accidente se ve implica otro vehículo? Hasta la entrada en vigor de la citada reforma,  la responsabilidad recaía en los propietarios de los cotos o la Administración, y quienes se hacían cargo de los gastos de reparación eran sus seguros de responsabilidad civil. Sin embargo, en la actualidad, la responsabilidad recae sobre el conductor, que es quien debe hacerse cargo de todos los gastos.

Cobertura de daños por impacto contra animales cinegéticos

Dada la situación actual, algunas aseguradoras  han ampliado sus pólizas e incluyen en la cobertura de daños propios los daños ocasionados por impacto contra animales cinegéticos, como ampliación optativa o dentro de un seguro a todo riesgo.

Esta cobertura cubre los daños que pueda sufrir tu vehículo por impacto, colisión o atropello de un animal cinegético. Algunas compañías amplían la cobertura a los animales de granja o explotación ganadera y también a animales domésticos. En estos casos, si es posible identificar al propietario de dichos animales, la compañía podrá reclamar contra él, con lo que no imputará el siniestro al asegurado.

En todos los casos es requisito indispensable para poder hacer uso de dicha cobertura la existencia de atestado policial. Es decir, que si quieres reclamar al seguro por colisión contra un animal debes avisar a la guardia civil para que haga un informe de atestado.

 

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas
This entry was posted in Seguros de auto. Bookmark the permalink.

2 Responses to ¿Cubre el seguro de coche los daños por impacto contra animales cinegéticos?

  1. alfredo says:

    Si tengo un seguro todo riesgo con franquicia tengo que pagar ese extra por ese seguro? o ya me cubre mi todo riesgo?

     
  2. Raúl says:

    Me temo que te tocará pagar la franquicia correspondiente puesto que los daños propios por este siniestro no están cubiertos en esta caso si no se tiene la cobertura contratada. Chocarse contra un jabalí en este caso sería lo mismo que chocarse contra una columna del garaje intentando aparcar. Pagada la franquicia correspondiente, el seguro se hará cargo del resto de los gastos.

     

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.