El consumo de sal ¿beneficioso o perjudicial para tu cuerpo?

consumo sal

El consumo de sal lleva un tiempo generando debate. En un lado de la discusión se encuentran los detractores de la sal y que argumentan que su consumo excesivo es perjudicial. En el otro lado están aquellos que adoran darle más sabor a los alimentos a través de este producto.

La sal se emplea en infinidad de platos, y aunque es su origen se utilizaba como método de conservación de alimentos, hoy en día no es necesario ya su uso original y cuando se utiliza lo que se pretende es dotar de más sabor a las comidas.

La OMS recomienda consumir menos de 5 gramos diarios de sal. Por desgracia el consumo medio global se eleva hasta los 11 gramos.

¿Qué es la sal y como te afecta un excesivo consumo de esta?

La sal es un compuesto formado por sodio y cloro, está presente en la naturaleza y en el cuerpo. El sodio, a pesar de su mala fama, es un mineral que el cuerpo necesita para funcionar.

El sodio presente en la sal ayuda al cuerpo a mantener una buena hidratación y a regular la cantidad de agua presente en este. Un déficit de sodio produce descompensaciones a este nivel.

Tu organismo necesita 2 gramos de sodio, que es el equivalente a 5 gramos de sal, para trabajar adecuadamente. Por desgracia se duplica esta cantidad a diario.

La consecuencia más conocida del consumo excesivo de sal es el aumento del riesgo de padecer hipertensión arterial. Esta enfermedad se relaciona con una tasa de muerte más elevada por causas cardiologicas.

Pero no solo la hipertensión puede aparecer por un consumo excesivo de sal. Al consumir grandes cantidades de sal los riñones trabajan en exceso, provocando un sobreesfuerzo en estos y con el riesgo de que con el tiempo se produzca una insuficiencia renal.

Estas dos consecuencias pueden ser las más destacadas del consumo excesivo de sal, pero tampoco hay que olvidar las siguientes:

  • Debilidad en los huesos debido a la eliminación de calcio.
  • Retención de líquidos.
  • Problemas de estómago.
  • Complicaciones en individuos con asma.

El excesivo consumo de sal se relaciona en ocasiones con la sal que se utiliza para cocinar, pero la fuente principal de un abuso de sal son los alimentos preparados o la comida rápida. Las bolsas de patatas fritas o una hamburguesa de tu restaurante de comida rápida favorito tienen cantidades ingentes de sodio que solo hacen que perjudicar a tu organismo.

¿Necesitas un empujón más para hacer ejercicio? Desde PuntoSeguro queremos ayudarte a tener una vida más saludable. Únete al #RetoPuntoSeguro y benefíciate de todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria podrás obtener un importante descuento en la renovación de tu seguro de vida.

 
This entry was posted in #RetoPuntoSeguro and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.