El Impuesto de Sucesiones y Donaciones y los Seguros de Vida

impuesto donaciones sucesiones

Cómo ya comentamos en un artículo anterior, cuando el tomador y el beneficiario de un seguro de vida son personas distintas, el cobro de dicho seguro, tanto se si hace en forma de rentas como si se hace en forma de capital, tributa por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD). Puedes ampliar esta información en el artículo Fiscalidad de los seguros de vida ahorro

El caso es que la Ley 29/1987, de 18 de diciembre, del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, pone especial hincapié en los seguros de vida, a pesar de que luego son las Comunidades Autónomas las que se hacen cargo de gestionar el impuesto.

Qué es el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD)

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD) grava los incrementos patrimoniales obtenidos a título lucrativo por personas físicas. Este impuesto tiene naturaleza directa  y subjetiva; es decir, que por una parte grava la obtención de la renta en el momento en el que se produce aunque, por otra parte, se tienen en cuenta las circunstancias personales.

El hecho imponible del Impuesto de Sucesiones y Donaciones lo constituyen:

  • Las adquisiciones de bienes y derechos por herencia, legado o cualquier otro título sucesor.
  • La adquisición de bienes y derechos por donación o por cualquier otro negocio jurídico a título gratuito (es decir, sin nada a cambio) e “inter vivos”.
  • La percepción de cantidades por los beneficiarios de contratos de seguros de vida, cuando el contratante sea persona distinta al beneficiario.

En cuanto a los sujetos pasivos de este impuesto, estos son:

  • Los herederos
  • El donatario o el beneficiario
  • Los beneficiarios: En los seguros de vida, siempre y cuando el beneficiario sea una persona distinta a la persona que contrató el seguro.

Diversidad de legislaciones

Como ya adelantábamos en la introducción, aunque es el Estado el que establece cómo calcular la base imponible del ISD, son las Comunidades Autónomas, cada una por su parte, las que se encargar de hacer el cálculo de la base liquidable y de determitar la tarifa aplicable. Además, cada Comunidad puede modificar las reducciones y los tipos que establece el Estado de forma subsidiaria.

Plazo de pago y bonificaciones

El impuesto sobre sucesiones se ingresa en un plazo de seis meses, prorrogable otros seis, a contar desde que se produce la muerte del causante. Si el pago del impuesto no se realiza  en ese periodo, los herederos y/o beneficiarios pierden el derecho a las posibles bonificaciones que tenga establecida la Comunidad Autónoma correspondiente. El ISD se paga en la Comunidad en la que haya residido más tiempo el fallecido, en los cinco años anteriores al día del fallecimiento, por lo que la cantidad a ingresar dependerá de la legislación de cada Comunidad.

Tratamiento fiscal discriminatorio

La principal consecuencia de esta cesión es que el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones no es homogéneo para todo el territorio español, sino que varía en función del lugar en el que se produzca el hecho imponible. De hecho, y como consecuencia de ello, la Comisión Europea ha denunciado a España ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) por entender que las diferencias existentes constituyen una restricción a la libre circulación de capitales, y pueden atentar contra el derecho comunitario.

Sentencia de Tribunal Justicia Unión Europea de 3/9/2014

El noviembre de 2014 fue modificada la Ley del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD) como resultado  del fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea dictado en septiembre.

Esa sentencia se ha dictado en un recurso interpuesto por la Comisión Europea, que llevaba varios años advirtiendo a España que su normativa del Impuesto Sucesiones y Donaciones vulneraba el Derecho comunitario por obstaculizar la libre circulación de personas y de capitales.

Según esta sentencia, el Tribunal entendió que dentro de esta normativa existía un obstáculo a la libre circulación de personas y capitales contrario al derecho de la Unión Europea. La problemática del caso de debía ala facultad que tienen las CCAA de establecer bonificaciones y reducciones en cuota del ISD, en virtud de la Ley 22/2009.

El Impuesto Sucesiones y Donaciones es estatal, y para herencias o donaciones entre familiares directos se paga aplicando una tarifa progresiva del 7,65% al 34%.

Sin embargo, para herencias y donaciones entre residentes en España el impuesto está cedido a las Comunidades Autónomas, que pueden introducir beneficios fiscales aplicables exclusivamente a sus residentes, cosa que han hecho la mayor parte de las CCAA.

El problema es que cuando son no residentes el heredero, el donatario o el causante, o se trata de la donación de inmueble sito en el extranjero, el impuesto no está cedido a ninguna comunidad autónoma y debe pagarse al Estado y aplicando normativa estatal, sin poder aplicar ninguna ventaja autonómica.

No obstante, esta sentencia no puso en cuestión el reparto de competencias entre el Estado y las Comunidades Autónomas, ya que entendía que la discriminación resultaba de la aplicación del ordenamiento español en su conjunto, concretamente de la legislación  que regula el ISD. Así que todavía nos queda mucho por hablar.

El Impuestos de Sucesiones y Donaciones, arma arrojadiza de los políticos

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones está siendo utilizado con arma política por prácticamente todos los partidos. Para muchos, es cuestión de alimentar la disensión entre ricos y pobres, entre obreros y capitalistas, ignorando así completamente a la clase media, verdadero motor económico del país.

El caso es que todavía no está claro qué va a pasar con el ISD, si habrá cambios o no. En cualquier caso, seguiremos hablando sobre la evolución de la cuestión y trataremos, una a una, la legislación aplicable en cada Comunidad Autónoma. Al fin y al cabo, una cosa es lo que dicen y luego lo que hacen -o lo que les dejan hacer-.

Y es que ya lo dijo Benjamin Franklin: “En este mundo no hay nada cierto, salvo la muerte y los impuestos”.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas

This entry was posted in Seguros de vida and tagged , , . Bookmark the permalink.

2 Responses to El Impuesto de Sucesiones y Donaciones y los Seguros de Vida

  1. Pingback: El impuesto de sucesiones en la Comunidad de Madrid

  2. Pingback: El Impuesto de Sucesiones y Donaciones en la Comunidad Valenciana

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.