¿Es obligatorio rescatar un PPA cuando se alcanza la edad de jubilación?

Un Plan de Previsión Asegurado (PPA) es un producto de ahorro pensado para la jubilación, en un condiciones muy similares a los planes de pensiones. Una de las muchas cosas que tienen en común estos productos de ahorro es que no es obligatorio rescatarlos cuando llega la jubilación. De hecho, es posible seguir haciendo aportaciones a estos planes (y seguir desgravándolas también).

Otra cosa bien distinta ocurre cuando se inicia el cobro de la prestación. En el caso de los PPA, una vez que se empieza a cobrar ya no es posible seguir haciendo aportaciones. Esto se debe a que el PPA es un tipo de seguro y, por lo tanto, la jubilación es considerado como el “siniestro” y, por lo tanto, el contrato como tal finaliza.

En el caso de los planes de pensiones sí que se pueden seguir haciendo aportaciones  (desgravables también) una vez iniciado el cobro de la prestación. La diferencia es que estas aportaciones ya no formarán parte del fondo de la prestación del plan de pensiones, sino que se destinarán a las contingencias de dependencia y/o fallecimiento.

¿Se puede rescatar un PPA antes de la jubilación?

El rescate de un PPA podrá hacerse por fallecimiento del titular, incapacidad total y permanente para la profesión habitual, y por dependencia severa o gran dependencia. Además, los PPA, al igual que los planes de pensiones, no podrán hacer efectivos hasta la fecha coincidente con la de jubilación del régimen de la Seguridad Social, a no ser que se de alguna de las contingencias específicas que permitan el rescate, como paro de larga duración o enfermedad grave (del titular, su cónyuge o descendientes que convivan con él).

Cabe destacar que a partir del 1 de enero de 2025 se podrás rescatar todos los PPA o planes de pensiones que tengan una antigüedad de, al menos, 10 años, independientemente del motivo del rescate.

Las personas que deseen una opción de ahorro para la jubilación sin perder la posibilidad de tener acceso a su dinero en cualquier circunstancia debería consideran como mejor opción la contratación de un Plan Individual de Ahorro Sistemático (PIAS). Si el motivo del ahorro no es tanto la jubilación, pero sí que existe un interés por ahorrar a largo plazo, merece la pena valorar la contratación de un Seguro Individual de Ahorro a Largo Plazo (SIALP).

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas
This entry was posted in Seguros de vida and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.