¿Estás estresado? 6 razones para cuidarte

Esos días en que te despiertas y piensas; tengo que solucionar estos 3 temas de trabajo, como sea, hoy mismo, tengo que arreglar sin falta la cisterna del baño, tengo que llamar de una vez a fulanito para tomar un café, tengo que llenar el frigorífico, solo quedan ajos y limones… y la lista sigue y sigue, es eterna.

Es la pescadilla que se muerde la cola porque para que te de tiempo ha hacer todo, te saltas la comida o comes cualquier cosa rápida, nada sano, no vas al gimnasio porque no te queda tiempo y dejas de quedar con amigos. Cuando estás  estresado intentas llegar a todo y dejas de cuidarte como debieras.  Y eso solo complica las cosas aún más elevando tu nivel de estrés por las nubes.

Cuidarte no es solo importante, es esencial.

Cuidar de tus necesidades físicas y emocionales básicas debería ser prioritario y algo que haces de manera natural inconsciente, irónicamente, la realidad es que el cuidado personal suele ser lo primero de lo que prescindes en épocas de estrés.

Es muy fácil dejar de cuidarte porque estas super ocupado y agobiado y lo peor es que cuando te cuidas te sientes super culpable como si estuvieras haciendo el vago o permitiendote lujos no merecidos. Esta forma de pensar es contraproductiva, lo cierto es que cuidarte te hace progresar más rápido por varias razones:

Cuidarte previene sentirte abrumado agobiado y quemado

Cuando te presionas a ti mismo de continuo sin tregua hasta que no puedes más, con el tiempo explotas y te rindes. Cuidarte previene y sobre todo evita llegar a este punto de no retorno.

Cuidarte reduce los efectos negativos del estrés.

Algo de estrés es bueno en determinadas situaciones pero después de un tiempo destroza tu cuerpo y tu mente. Cuidarte supone mantener el estrés a raya para que no te controle y puedas funcionar a plena capacidad.

Cuidarte mejora tus relaciones

Cuidarte mejora la que, sin duda es tu relación más importante, la que tienes contigo mismo. En vez estar estresado, cansado y sin ganas de nada puedes estar más presente en tus relaciones de amistad o románticas disfrutándolas en plenitud.  

Ocurre, a veces, que en medio de una discusión te das cuenta que no sabes porque estás discutiendo ya venías estresado y acabas saltado por una tontería. Es mejor ser consciente de tu estrés y cuidarte, hacer una pausa o incluso una meditación de 5 minutos cuando notas que tus niveles de estrés están disparados y de esta forma poder estar relajado en tu relación.

Cuidarte ayuda a ser más productivo

Cuando te cuidas a ti mismo y te preocupas por tu salud y bienestar general los beneficios en términos de tu productividad son considerables: menos días enfermo, un trabajador motivado y feliz. Así que cuidarte te permite contribuir más y mejor a la sociedad.

Puedes cuidarte en cualquier sitio

No hace falta irse a un balneario o a un spa de lujo para cuidarte. Simplemente toma el tiempo libre necesario y desestresa en casa poniendo tu móvil en silencio. Si tienes hijos llama a una amigo o familiar que te eche una mano para que puedas reconectar contigo mismo dando un simple paseo por tu ciudad.  

Cuidarte no tiene porque costar caro

Puedes invertir dinero en el gimnasio, masajes o clases de yoga. No hay nada malo en ello. Sin embargo hay otras opciones más económicas. Por ejemplo, si estás agobiado por un problema laboral para 5 minutos para hacer unas respiraciones o dar una vuelta a la manzana.

Si apuestas por cuidarte y reducir tu estrés con algo de ejercicio físico puedes aprovechar y apuntarte al #RetoPuntoSeguro y benefíciate de todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria podrás obtener un importante descuento en la renovación de tu seguro de vida.

 
This entry was posted in #RetoPuntoSeguro. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.