Fiscalidad del seguro de vida cuando el beneficiario es el banco

La hipoteca suele ser la deuda más grande que contraen la mayoría de familias españolas, aunque no la única. Nuestra cultura es de las de pedir prestado al banco, que ya iremos pagando como podamos. Así, nos endeudamos para pagar el coche, el otro coche, para poner en marcha un negocio, para los estudios de nuestros hijos e incluso para irnos de vacaciones.

Pero, ¿qué pasa si la persona que ha contratado el préstamo o préstamos fallece? Del mismo modo que sus propiedades y bienes pasan a sus herederos, sus deudas también. La macabra diferencia es que de los bienes hacienda se queda con una parte, pero la deuda te la comes toda.

Precisamente para evitar que la gente que quieres tenga que pagar las deudas que tú tenías previsto pagar, y que no sabes si ellos podrán asumir tras tu pérdida están los seguros vinculados a los préstamos. Estos seguros, que pueden contratarse vinculados a la hipoteca o a cualquier otro préstamo o crédito, se pagan anualmente y se revisan en función de la cantidad pendiente de pago, por lo que al decrecer el capital el aumento de la prima a pagar es menor cada año. También se pueden pagar a prima única, aunque esta opción no es la más recomendable ya que suele ser bastante más costosa.

En el artículo ¿Por qué es importante contratar un seguro de amortización de préstamos e hipotecas? encontrarás información más detallada sobre este tema.

La pregunta que cabe ahora es la siguiente: A quién nombrar como beneficiario del seguro, ¿a la entidad crediticia a tus herederos? Puedes elegir cualquiera de las dos opciones, aunque de tu elección depende que Hacienda se lleve tajada o no.

Otra alternativa para no dejar a tus herederos colgados con tus deudas es contratar un seguro de vida con el que puedan hacer frente a dichas deudas. Si lo contratas por ese motivo, del mismo modo que antes, puedes designar como beneficiario al banco. En algunos casos, puede ser una opción interesante para ahorrarse impuestos.

Cómo tributan los seguros de amortización de deudas

Cuando tú haces un seguro de amortización de deudas, que no es más que un tipo de seguro de vida de capital decreciente, si tienes como beneficiario al banco o a la entidad crediticia, tus herederos evitarán tener que pagar por el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones , ya que ese dinero está destinado al pago de deudas. Al fin y al cabo, ese dinero no va a pasar por tus manos, sino que va a ir directamente al acreedor, que es el que figura como beneficiario. Por el mismo motivo, ese dinero que se queda la entidad crediticia tampoco supone un rendimiento sometido al IRPF, ya que coincide con la cantidad adeudada.

Sin embargo, si por el motivo que fuera sobrara algo después de pagar la deuda, ese dinero sí que tributará por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en las condiciones establecidas en cada Comunidad Autónoma.

En el artículo El Impuesto de Sucesiones y Donaciones y los Seguros de Vida encontrarás otra información de interés. Seguro que también te interesa leer el artículo   ¿Qué hacer cuando el beneficiario del seguro de vida es el banco?.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas
This entry was posted in Seguros de vida and tagged , . Bookmark the permalink.

3 Responses to Fiscalidad del seguro de vida cuando el beneficiario es el banco

  1. Antonio says:

    Hola!
    Entonces definitivamente entiendo que la insistencia por cambiarlo el que tiene el banco a mis herederos es por no pagar ellos.
    Entonces no lo cambio no?
    Gracias

     
  2. Juan Betés Novoa says:

    Hola Antonio: Correcto pero precisando que lo óptimo es que especifiques que el beneficiario es el banco por la cantidad pendiente de amortizar del préstamo hipotecario nº XXX y la cantidad restante a quien tu desees. Saludos

     
  3. Enrique Gonzalez says:

    No es exactamente así. De la masa bruta de la herencia se deducen las deudas. Entre esas deudas está el importe pendiente del préstamo o préstamos que deba el causante.

    De esta forma, la tributación cae sobre la masa neta; consecuentemente la Comunidad autónoma no percibe nada sobre esa deuda o deudas.

    Señalar por otra parte, que ayuntamientos y bancos también cobran plusvalía del muerto.

    Los Ayuntamientos por el Impuesto o Arbitrio de incremento del valor de los inmuebles urbanos. más o menos el 2% del valor resultante de la diferencia de valor con la última transmisión.

    Los bancos por los depósitos de acciones que el muerto tenga a su nombre, en solitario o con otros. Las comisiones de cambio de titularidad son más costosas que el propio impuesto de sucesiones.

    Después está el notario y el registro de la propiedad.

    Demasiados a cobrar del muerto

     

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.