Le he dado un golpe a un coche sin seguro, ¿tengo que pagar los daños?

Imagina la siguiente situación: Vas circulando por la calle y, en un despiste, le das un golpe a un coche aparcado. En un situación normal todo sería tan sencillo como hace un parte amistoso (que incluso puedes hacerlo a través de una app sin papeles) y dejar que las compañías aseguradoras se ocuparan de todo. Pero cuando vas a hacer el parte descubres que el propietario del vehículo no tiene seguro.  ¿Qué ocurre entonces?

En primer lugar, debes saber que si tiene seguro o no es un problema del propietario del vehículo, así como todos los problemas que le sobrevengan. Sin embargo, eso no te exime a ti de tu responsabilidad civil y, por tanto, tu seguro debe hacerse cargo. Eso no implica que tú tengas que hacer nada. Es el propietario del vehículo el que tiene que ocuparse de reclamar los daños.

Lo que debes hacer es dejarle al propietario del coche contrario tus datos y los de tu seguro. El propietario del otro coche tendrá que ponerse en contacto con tu seguro para reclamar los daños, mediante una carta formal explicando la situación adjuntando toda la documentación y pruebas posibles, y haciendo una relación de daños.

El problema de sufrir un siniestro por culpa de un tercero cuando no tienes el seguro obligatorio

Todos los vehículos a motor están obligados a tener un seguro básico a terceros de responsabilidad civil. Con este tipo de seguro, si el afectado es el vehículo en cuestión, es otro el que paga. Sin embargo, si tienes seguro, todo es mucho más fácil, porque llevando el parte amistoso a la aseguradora ellos se ocupan de todo. Entre otras cosas, porque cuentan con convenios de daños materiales en los seguros de vehículos para agilizar todo el proceso.

Sin embargo, si no se tiene seguro, aunque solo sea el obligatorio, hay que ocuparse de todo el proceso y dejarlo todo bien documentado, asegurándose de que quedan pruebas de que se ha entregado la reclamación.

Además, pueden surgir diversos problemas, como tener que adelantar el dinero de la grúa para mover el vehículo o que la aseguradora solicite un presupuesto de la reparación y haya que llevarlo a un taller, lo que implica pagar grúa, hacer un seguro para moverlo (si es que se puede mover), aunque sea un seguro por días.

Caber recordar que el hecho de tener inmovilizado un vehículo no implica estar exentos de la obligación de tener un seguro básico de responsabilidad civil.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas

This entry was posted in Seguros de auto. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.