¿Los seguros tienen IVA?

Los seguros no tienen IVA

Los seguros no tienen IVALos seguros están exentos de tributar por según el artículo 20 de la Ley 37/1992, de 28 de diciembre, del Impuesto sobre el Valor Añadido. Según la disposición adicional octava de la Ley 26/2006 de mediación de seguros privados, que modificó la redacción del nº 16 del apartado Uno del artículo 20 de la Ley del Impuesto sobre el Valor Añadido, las operaciones de seguro, reaseguro y capitalización se consideran operaciones exentas. También están exentos de tributar IVA  los servicios de mediación para la realización de contratos de seguros entre las partes intervinientes. Las modalidades de previsión, como operaciones de seguro que son, también están exentas.

Está claro: los seguros no tienen IVA. En este momento cabría hacerse otra pregunta: ¿Los seguros llevan impuestos?

Impuestos y seguros

El hecho de que los seguros no tributen por IVA no quiere decir que no estén obligados a pagar impuestos. De hecho, los seguros están gravados con impuestos y tasas especiales, los cuales dependen, por una parte, del tipo de seguro y, por otra, de determinadas características del seguro.

Algunos de los impuestos y tasas especiales que gravan los seguro son el Impuesto sobre Primas de Seguro (IPS), el Impuesto para Liquidación de Entidades Aseguradoras (LEA), el recargo destinado al Consorcio de Compensación de Seguros, arbitirios y recargos por fraccionamiento, entre otros.

Respecto al IPS, este impuesto supone un 6% de la prima neta y afecta a algunos seguros, como los de coche, moto, hogar, comercio, comunidades, accidentes, responsabilidad civil y multirriesgos. Sin embargo, no todos los seguros pagan IPS. Es el caso de los seguros de vida, los de asistencia sanitaria y enfermedad y los seguros agrarios combinados.

 ¿Cómo afecta el IVA a los seguros?

A pesar de que los seguros no llevan impuestos, las subidas del IVA que hemos tenido que soportar en los últimos años sí que afecta al aumento de las primas, debido a que el IVA a subido para todas las actividades que tributan por dicho impuesto, como las reparaciones. En este sentido, el coste de los siniestros sube cuando sube el IVA, y esto repercute en el gasto final de la aseguradora, lo que se refleja, inevitablemente, en el coste de la póliza.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas
This entry was posted in El Consultorio de Seguros and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.