¿Merece la pena incluir a los niños en el seguro de salud?

incluir a los niños en el seguro de salud

La necesidades sanitarias de los niños no son las mismas que las de los adultos. De hecho, hay adultos con hijos que contratar un seguro de salud para ellos pero no incluyen a los niños. Aunque hay que reconocer que los servicios de pediatría en España que ofrece la Seguridad Social en España son, por lo general, bastante buenos -en algunas zonas, excelentes-, lo cierto es que incluir a los niños en el seguro de salud tiene ventajas interesantes.

Aclaraciones previas

Unos de los motivos por los que las personas contratan seguros de salud es porque con estos servicios obtienen un servicio más rápido y cómodo. En el caso de los niños, todo hay que decirlo, la sanidad pública es bastante rápida. De hecho, hay muchas zonas en las que las compañías de seguros te derivan a centros de la Seguridad Social o incluso en las que si quieres que a tu hijo lo atienda un pediatra -y no un médico generalista- tienes que acudir a los servicios públicos o desplazarte. Con los servicios de hospitalización pasa lo mismo. No en todas las zonas hay hospitales con unidad pediátrica especializada.

Comento esto para que nadie se lleve a engaño. Los seguros de salud para niños tienen muchas ventajas, sí, pero no hay que cerrar los ojos.

Coberturas de los seguros de salud para niños

Lo primero que tienes que tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de salud e incluir a tus hijos es revisar las coberturas. Al fin y al cabo, como decíamos al principio, los niños tienen unas necesidades específicas y las más generales están perfectamente cubiertas por la Seguridad Social, como revisiones, vacunaciones, etc.

Sin embargo, hay otro tipo de servicios en los que la Sanidad pública puede flojear un poco más, como son los servicios de foniatría, logopedia, psicología, otorrinolaringología u oftalmólogía, entre otros, que resultan muy interesantes. Estos servicios sí que los presta la Seguridad Social, pero la lista de espera suele ser muy larga. Además, si contratas un seguro de salud, puedes optar por acudir a un médico que esté especializado en la rama infantil de su especialidad, lo cual no siempre está disponible en la sanidad pública.

Otra cobertura muy interesante de los seguros de salud para niños es la asistencia médica 24 horas. Muchos problemas se pueden solucionar e incluso prevenir si se sabe actuar a tiempo. Una llamada de teléfono puede ser la clave. Además, la seguridad de saber que puedes encontrar a un profesional al otro lado de la línea que va a resolver tus dudas da mucha tranquilidad.

Otra cobertura que merece la pena comentar es la dental. Aunque la sanidad pública ofrece muchos servicios gratuitos hasta los 14 años, hay aspectos que no están cubiertos. Aunque las coberturas dentales son siempre de copago, merece la pena incluirla y aprovechar todos los servicios gratuitos incluidos en la póliza para garantizar una buena salud dental.

¿Merece la pena?

Si merece o no la pena incluir a los niños en el seguro de salud es algo que cada familia debe considerar de manera personal teniendo en cuenta la oferta de servicios públicos de su zona y la oferta de servicios privados. En este caso concreto, es más una cuestión de cantidad que de calidad, no porque la calidad no importe -eso siempre es importante- sino por la disponibilidad de profesionales, servicios específicos y especialidades.

Si quieres contratar un seguro de salud y tienes dudas, no dudes en consultar tus dudas en PuntoSeguro.com

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas

This entry was posted in Seguros de salud and tagged , , . Bookmark the permalink.

One Response to ¿Merece la pena incluir a los niños en el seguro de salud?

  1. Pingback: Contratación de seguros de salud para menores

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.