¿Puede un acreedor embargar el capital asegurado tras el fallecimiento?

¿Puede un acreedor embargar el capital asegurado tras el fallecimiento?

¿Puede un acreedor embargar el capital asegurado tras el fallecimiento?Una de las características propias de los seguros de vida es la inembargabilidad del capital asegurado. Según esto, y en cumplimiento del contrato de seguro, es el beneficiario del seguro de vida quien debe recibir la prestación del asegurador, incluso en el caso de que existan reclamaciones por parte de herederos legítimos y acreedores del tomador del seguro.

Es decir, que si el asegurado o sus herederos legítimos o el propio asegurado (tomador) tienen alguna deuda por la cual el acreedor pueda embargarles, dicho acreedor no puede embargar el capital asegurado del seguro de vida cuando dicho asegurado fallezca, ya que esta capital pasará directamente al beneficiario de dicho seguro.

Pero, ¿qué ocurre si sobre el beneficiario del seguro recae un embargo? 

El derecho de inembargabilidad garantiza que el beneficiario cobrará la prestación, no que ese dinero, una vez cobrado, sea intocable. Es decir, que un seguro de vida sea inembargable garantiza los derechos del beneficiario, que puede ser un familiar o no. En otras palabras, , dicho de forma coloquial, cuando sobre una persona recae un embargo el acreedor va a tirar de donde pueda.

Seguro de vida y herencia

Es importante diferenciar que una cosa son los seguros de vida y otra muy distinta las herencia. Es decir, el hecho de ser heredero legítimo no implica necesariamente ser beneficiario de un seguro de vida. Es más, es posible renunciar a una herencia y poder cobrar paralelamente el seguro de vida.

Entonces, ¿qué ocurre con las deudas del beneficiario?

Si los herederos no renuncian a la herencia tendrán que hacerse cargo de las deudas del asegurado. Si, además de ser herededos, son beneficiarios del seguro de vida, tendrán que responder con la prestación recibida si no cuentan con otros medios para hacer frente a dichas deudas.

Conclusión

Realmente, a quienes beneficia el derecho de inembargabilidad de los seguros de vida es a las personas que no son herederas del tomador del seguro frente a las deudas embargables del beneficiario. En cualquier caso, sea quien sea el beneficiario, tendrá que responder con lo que tenga en caso de embargo, independientemente del origen de sus bienes.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas

This entry was posted in El Consultorio de Seguros, Seguros de vida and tagged , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.