¿Qué es el riesgo de longevidad?

El aumento de la esperanza de vida de las personas aumenta año a año. Sin ir más lejos, en España la esperanza media de vida era en 2015 de 83 años (80 para hombres, 86 para mujeres). En 1975 era de 73 años (70 para hombres, 76 para mujeres). Eso son 10 años ganados en 40 vueltas de la Tierra alrededor del Sol.

El aumento de la esperanza de vida  convierten a la longevidad en un problema inasumible económicamente para las instituciones que proporcionan pagos vitalicios como fondos de pensiones y proveedores de rentas vitalicias. Para los sistemas públicos de pensiones la situación es aún peor debido al hecho de que el aumento de la esperanza de vida no lleva aparejado un aumento proporcional de la calidad de la misma.

Vivir mucho no es rentable

En otras palabras, vivir más de la cuenta supone un problema económico. De hecho, para el Fondo Monetario Internacional cumplir años es un auténtico riesgo financiero.

Sin ir más lejos, desde Fidelity Worldwide Investment advierten que la longevidad está costando a los proveedores de pensiones y rentas vitalicias más de lo que estas entidades pensaron en un principio. Los presupuestos públicos sufren grandes tensiones, mientras que los fondos de pensiones y los ahorradores particulares se enfrentan a los retos de financiar jubilaciones más largas.

Según un estudio del Fondo Monetario Internacional, por cada año adicional de longevidad media mundial, el coste de las pensiones se incrementa entre un 3% y un 4% (lo que equivales a 1 billón de dólares).

A 50 años vista, esto supone una auténtico riesgo, al que se ha etiquetado como riesgo de longevidad, también conocido como riesgo de supervivencia. Según Fidelity, este riesgo de longevidad será uno de los mayores obstáculos para los sistemas de jubilación durante los próximos 50 años. Estos analistas cuantifican que el volumen total de exposición al riesgo de longevidad relacionado con pensiones y rentas vitalicias se situará entre 15 billones y 25 billones de dólares en todo el mundo.

La longevidad como riesgo asegurable

El aumento de la esperanza de vida está provocando el aumento de la demanda de instrumentos vinculados a la longevidad para cubrir los riesgos económicos derivados de una vida larga.

En la actualiza existen algunos productos que buscan mitigar el riesgo de longevidad. Uno de estos productos se refiere a los fondos de rentas vitalicias agrupadas, cuyas prestaciones están vinculadas a la experiencia de la mortalidad del grupo, siendo los participantes de los fondos los que asumen el riesgo.

Otra de las soluciones que se plantean actualmente son los seguros de longevidad. Estos seguros se contratan a una edad temprana y no se empiezan a percibir como rentas vitalicias hasta unos años más tarde del comienzo de la jubilación (70 u 80 años).

Otras soluciones que se están llevando a cabo son transferencias y recompras de pensiones, contratos de cobertura del riesgo de longevidad (pensados para reducir el riesgo para los planes de pensiones del aumento de los costes asociados con una esperanza de vida que no estaba contemplada), bonos de longevidad o acuerdos de reaseguros.

¿Reducir las pensiones o aumentar la edad de jubilación?

Ya hace unos años que el FMI dijo que considera necesario combinar el aumento en la edad de jubilación y de las contribuciones a los planes de pensiones con recortes de las prestaciones futuras.

Según el informe El impacto financiero del riesgo de longevidad publicado por el FMI, es esencial permitir que la edad de jubilación aumente a la par de la longevidad esperada. Según el organismo financiero, retrasar la edad de jubilación prolonga el período de acumulación de recursos de jubilación y acorta el período de uso de estos.

El FMI ha advertido que si el promedio de vida para 2050 aumentara tres años más de lo que se espera actualmente, los costes del envejecimiento, que ya son enormes, podrían aumentar un 50%.

Si a esto le sumamos que, según previsiones de Fidelity, en el año 2045  los mayores de 60 años serán por primera vez más numerosos que los jóvenes de 15 años o menos (en muchos lugares de España esto es ya una realidad, o cerca estamos de ello) el problema económico al que nos enfrentamos es más que evidente, tanto para instituciones públicas como privadas.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas

This entry was posted in + Seguros and tagged , . Bookmark the permalink.

One Response to ¿Qué es el riesgo de longevidad?

  1. waxim says:

    fewfewfwe

     

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.