¿Qué seguro cubre a los usuarios de bicicletas públicas?

El uso de la bicicleta como medio de transporte urbano ha crecido mucho en los últimos años. Con ello se está poniendo de moda el uso de bicicletas públicas, que facilita a todo el que lo desee desplazarse en bici por la cuidad.

De hecho, una encuesta reciente de la Organización de Consumidores y Usuarios informa de que la bicicleta es la forma habitual de desplazamiento para uno de cada cinco españoles. Es más, según este estudio en algunas ciudades casi la mitad de los ciudadanos se desplazan en bicicleta al menos una vez por semana.

Estos datos son realmente interesante. Los desplazamientos en bicicleta ayudan a reducir las emisiones de los transportes a motor y, sobre todo, facilitan a las personas la realización de ejercicio físico que, además de ayudar a mantenerse en forma, ayuda a regular el estrés, uno de los grandes problemas de nuestro tiempo.

Hasta aquí todo parecen ventajas. Pero, cómo no, el desplazamiento en bicicleta también tiene sus pegas. El riesgo de caídas y accidentes provocados por terceros, el robo o el deterioro de la bicicleta o incluso la posibilidad de ser culpable de un siniestro son algunas cuestiones que hay que tener en cuenta. Como propietario de una bicicleta puedes hacerte un seguro que cubra estas y otras contingencias y tener la seguridad de que, pase lo que pase, estarás respaldado. Pero, ¿quién cubre los daños que puedan sufrir los usuarios de bicicletas públicas? ¿Y los daños que estos puedan causar a terceros?

Seguros para usuarios de bicicletas públicas

De momento, nada obliga a los usuarios de bicicletas por vías urbanas a contratar un seguro. Aunque el transporte en bicicleta pública parece más seguro incluso que usando una bicicleta propia, como indica un estudio reciente, en realidad no cambia en nada el hecho de que, si te ves involucrado en un accidente, por ejemplo, un atropello, tendrás que responder por ello.

Muchos servicios de bicicletas públicas ofrecen seguros, pero cada servicio funciona de una manera diferentes. Unos servicios incluyen un seguro de responsabilidad civil gratuito durante el uso de la bicicleta y la asistencia médica por parte de los servicios sanitarios públicos, mientras que otros ofrecen la contratación voluntaria de dicho seguro (cuyo coste anual suele ser muy reducido), seguro que, además de la responsabilidad civil, pueden incluir también otros servicios, como daños propios (asistencia médica en centros concertados).

Dicho esto, conviene destacar la importancia de revisar bien las condiciones de uso y contratación de los servicios de bicicletas públicas en lo que ha responsabilidad civil y daños propios se refiere. Revisar bien las coberturas del seguro, tanto si está incluido como si es voluntario, es clave para decidir si se contrata un seguro adicional a título particular.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas

This entry was posted in + Seguros. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.