¿Qué son los convenios de daños materiales en los seguros de vehículos?

Diariamente se producen cientos de siniestros en los que hay implicado al menos un vehículo, de diferente magnitud. Gestionar un número tan elevado de siniestros supone una gran carga de trabajo para las aseguradoras. Para acelerar la gestión y la tramitación de estos siniestros y con el fin de ganar en eficacia desde enero de 1988 se recurre al Convenio de Indemnización Directa Español (CIDE) al que se pueden adherir voluntariamente las diferentes entidades aseguradoras.

El objeto del CIDE  es acelerar la liquidación y pago a los asegurados por los daños causados a los vehículos tras un siniestro en las siguientes circunstancias:

  • Accidentes de circulación producidos por colisión directa entre dos vehículos
  • Los dos vehículos deben estar amparados por el seguro de responsabilidad civil obligatorio
  • Los implicados han cumplimentado y firmado la declaración amistosa debidamente

Además Convenio de Indemnización Directa Español (CIDE), también existen otros dos convenios: el Convenio de Indemnización Directa Español (ASCIDE) y el Convenio el Convenio de Siniestros Daños Materiales (SDM). Estos convenios se aplican para tramitar daños no incluidos en el CIDE, que son los siguientes:

  • Daños a los vehículos cuando no haya habido colisión directa.
  • Daños cuando en el accidente haya implicados más de dos vehículos.
  • Daños materiales ajenos a los propios de los vehículos así como perjuicios originados en el accidente.
  • Daños corporales

Cómo funcionan los convenios de seguros

Estos convenios firmados por las aseguradoras aceleran el proceso de gestión de los siniestros. Antes de estos acuerdos, cada conductor tenía enviar el parte de siniestro a su aseguradora y hasta que esta información no llegaba a las dos compañias  no se  podían comenzar los trámites. Después había que determinar qué conductor fue el culpable para que su compañía peritase los daños y autorizase la reparación. Todo llevaba de dos a tres meses.

Gracias a los convenios el proceso es mucho más rápido y sencillo, ya que una vez qeu el asegurado comunica el siniestro a su compañía comienza el proceso de reparación sin esperas. Gracias a los convenios, mediante unas tablas de culpabilidade y según las casillas marcadas en el parte amistoso de accidentes, se determinan las responsabilidades y las aseguradoras se compensan entre ellas por los siniestros causados por sus asegurados.

La compañía que asegura al culpable paga a la otra aseguradora el llamado módulo de compensación o coste medio sectorial, independientemente de lo que cueste el siniestro.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas

This entry was posted in Seguros de auto and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.