Qué tipo de cláusulas hay en una póliza de seguros

Dentro de la póliza de seguro se integran distintos tipos de cláusulas, a cada una de las cuales se aplica una regulación en particular. Las cláusulas que incluye una póliza de seguros son de dos tipos: las condiciones generales y las condiciones particulares. Además, puede haber otro tipo de cláusulas denominadas clausulas limitativas.

Condiciones generales de la póliza

Las condiciones generales de la póliza de seguros son aquellas que el asegurador establece con carácter común para aplicarlas a todos los contratos de un mismo tipo.

El asegurador debe incluir estas condiciones generales, redactadas de forma clara y precisa, tanto en el contrato como en la proposición de seguro, si la hubiera. En este punto cabe destacar que de haber algún tipo de condición general dudosa se resolvería en favor del adherente.

En cualquier caso, el asegurado debe saber que las condiciones generales no pueden ser lesivas para él. Sin embargo,hay que tener en cuenta que no toda cláusula que no sea favorable al tomador es una cláusula lesiva, sino sólo lo son aquellas que ocasionan un desequilibrio injusto entre los derechos y deberes del tomador y los del asegurador en contra de la buena fe. No obstante, cuando la póliza incluya una cláusula lesiva se entenderá  ésta como nula y no se aplicará, aunque el resto del contrato sí seguirá siendo válido.

Condiciones particulares de la póliza

Las condiciones particulares de la póliza son las cláusulas que se redactan expresamente para un contrato de seguro en concreto. Debido a su carácter individualizado, las condiciones particulares se aplican con carácter preferente a las condiciones generales.

La redacción de las condiciones particulares de la póliza debe ser clara y precisa. Además, deben destacarse de manera especial las  cláusulas limitativas de los derechos de los asegurados, que deben ser aceptadas por escrito de forma específica.

Cláusulas limitativas

La cláusulas limitativas y cláusulas de delimitación del riesgo asegurado concretan el objeto del contrato, fijando qué riesgos hacen surgir en el asegurado el derecho a la prestación por constituir el objeto del seguro.

Las cláusulas limitativas restringen, condicionan o modifican el derecho del asegurado a la indemnización o a la prestación garantizada en el contrato en caso de que se produzca el riesgo objeto del seguro.

La  cláusulas limitativas no están destacadas convenientemente y firmadas específicamente por el tomador del seguro, la entidad aseguradora no podrá aplicar dichas limitativas.

Contenido mínimo del contrato de seguro

Independimeintemente de las cláusulas generales y particulares, toda póliza de seguro debe tener un contenido mínimo para que sea válido. Como mínimo, toda póliza de seguro debe contener lo siguiente:

  1. Identificación de las partes contratantes
  2. Si el asegurado y el beneficiario son personas distintas del tomador, deberá figurar su identificación
  3. Concepto en el cual se asegura
  4. Naturaleza del riesgo cubierto
  5. Designación de los objetos asegurados
  6. Suma asegurada o alcance de la cobertura
  7. Importe de la prima
  8. Vencimiento de las primas
  9. Duración del contrato.
  10. Nombre del mediador
  11. Autoridad de control de la actividad aseguradora
  12. Ley aplicable
 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas
This entry was posted in + Seguros and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.