¿Qué ventajas tiene seguir trabajando más allá de la edad de jubilación?

A partir de 2027, la edad mínima de jubilación será a los 67 años. Hasta entonces seguiremos en periodo de transición de la anterior edad mínima de jubilación (65 años) a la nueva. Este retraso de la edad mínima de jubilación no ha sido bien visto por muchos, aunque en la situación actual puede que sea todavía incluso insuficiente. En cualquier caso, muchas personas se resisten a jubilarse a la edad mínima que dicta la Ley.

Pero lo que marca la Ley es una edad mínima de jubilación. Si una persona está en condiciones físicas y mentales óptimas para seguir trabajando y quiere seguir haciéndolo la Ley no solo no lo prohibe, sino que además lo incentiva a través de bonificaciones.

Bonificaciones por jubilarse más allá de la edad mínima

Con el objetivo de incentivar la contribución al sistema, retrasar la edad jubilación se verá premiado con una mayor pensión. Así, del mismo modo que si nos jubilamos antes de la edad de jubilación obtendremos una pensión de inferior a la pensión pública que habríamos obtenido jubilándonos a la edad mínima, si nos jubilamos más allá de la edad recibiremos una pensión superior a la que nos correspondería. De esta forma, en función del número de años cotizados, jubilándonos más allá de la edad mínima podríamos obtener una bonificación de entre el 2% y el 4% por cada año retrasado.

  • Por cada año completo cotizado a una edad superior a la edad legal de jubilación se incrementará la pensión en un 2% si se han acreditado al menos 25 años cotizados al alcanzar dicha edad.
  • El incremento será del 2,75% si se acreditan entre 25 y 37 años cotizados
  • Si se han cotizado más de 37 años, el incremento será del 4% por cada año cotizado

Una opción intermedia: Jubilación activa

Las personas que deseen seguir trabajando solo de forma parcial existe la opción de la jubilación activa, un sistema de jubilación parcial que permite compatibilizar el cobro del 50% de la pensión que correspondería al individuo con los rendimientos del trabajo

Se pueden acoger a este beneficio quienes realicen cualquier trabajo por cuenta ajena o propia y es aplicable tanto para trabajo a tiempo completo como a tiempo parcial.

Para poder acceder el cobro de la mitad de la pensión de la jubilación activa se deben cumplir los estos requisitos:

  • Haber cumplido la edad legal de jubilación (no se admiten jubilaciones acogidas a bonificaciones o anticipaciones)
  • Haber cotizado los años suficientes como para percibir el 100% de la pensión (entre 35 y 37 años como mínimo)

Cuando haya finalizado la relación laboral por cuenta ajena o se haya producido el cese en la actividad por cuenta propia se podrá solicitar al cobro del importe íntegro de la pensión de jubilación.

Cabe destacar que las personas que opten por la jubilación activa son considerados pensionistas a todos los efectos, por lo que su situación es compatible con el rescate de planes de pensiones.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas

This entry was posted in Seguros de vida and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.