Sanidad privada: Cuando lo que importa es pasar la tarjeta

Las largas listas de espera que hay en la Sanidad pública o la dificultad para conseguir pruebas diagnósticas suficientes, por no hablar de lo que supone conseguir hora para rehabilitación, son algunos de los motivos (hay muchos más) por los que cada vez más personas se plantean la contratación de un seguro de salud. Pero la sanidad privada no es la panacea.

Qué es eso de pasar la tarjeta

Cuando pides cita para consulta o para la realización de una prueba diagnóstica con un médico o centro concertado, bien al entrar, bien al salir, el personal de administración (o, en su defecto, el propio médico) te pedirá la tarjeta que te acredita como asegurado para anotar tu consulta y facturarla a la compañía. Como cabe esperar, cuantas más veces pase el médico la tarjeta más servicios facturará, lo cual es plentamente legítimo.

El problema del que se quejan muchos asegurados es que hay muchos médicos que se las ingenian para que vayas muchas veces para, así, pasar más veces la tarjeta. Si no tienes copago y no tienes que desplazarte mucho se trata de un mal menor, pero si tienes copago (sobre todo si es elevado) y/o tienes que desplazarte (con el coste y el tiempo que eso supone) lo de ir una y otra vez empieza a ser molesto, sobre todo si la consulta dura lo que un suspiro y te encuentras que lo único que te han dicho es algo así como “vale, vale, siga así y en cuatro o cinco semanas le veo otra vez”. Y tú sales pensando: ¿A qué he venido? Pues a pasar la tarjeta.

De los médicos que se las ingenian para pasarte la tarjeta varias veces en el mismo día, de los que te hacen volver porque no pueden hacerte algo porque les falla el aparato o de los que cogen tu número y te pasan consultas a las que no has asistido no vamos a hablar, porque son prácticas poco habituales.  Tampoco de los que te dejan con la palabra en la boca y te dicen que con un par de dolores al día basta, aunque tengas tres problemas que solucionar.

¿Servicios infrarremunerados?

El problema que está detrás de todo esto es que las aseguradoras pagan mucho menos a los médicos y profesionales de lo que estos tienen en tarifa. De hecho, el precio lo pone la aseguradora. Y con la guerra de precios que hay actualmente, el pato lo terminan pagando los profesionales sanitarios. El problema es tal que muchos médicos han dejado de trabajar para algunas aseguradoras, o incluso para ninguna.

No todos son iguales

Afortunadamente, no con todos los médicos pasa igual. Hay muchos y muy buenos profesionales en la sanidad privada. Además, con los medios de los que disponemos hoy en día, es fácil tanto obtener información como poner una queja. Y no me refiero solo a una queja ante la aseguradora, sino una queja pública. Nada hace más daño a los profesionales que las malas críticas. Por eso es tan importante revisar las críticas que están disponibles en los sitios web especializados como dejar tus propios comentarios, así como valorar la experiencia ante la aseguradora (si solicitan tu opinión) o ponerte en contacto con ellos para dejar tus quejas.

En cualquier caso, si quieres obtener un buen servicio y un cuadro médico de calidad (que no te impresionen las cifras) tienes que mirar mucho más que el precio. Es más, cuando alguien se queja de la obsesión del médico por pasar la tarjeta es que no está contento con el servicio, porque cuando te atienden realmente bien pasas la tarjeta las veces que haga falta. Por eso, antes de decidirte por un seguro de salud, debes comprobar el prestigio y la valoración del cuadro médico, así como la valoración que los usuarios hacen de la aseguradora. Ten en cuenta que cambiar de seguro de salud no es tan fácil como cambiar de seguro de hogar o de seguro de coche, a no ser que estés completamente sano.

Afortunadamente, gracias a que la sanidad privada está creciendo de manera importante, la competitividad también aumenta, con lo que ofrecer servicios de calidad beneficia claramente a los asegurados. Las prácticas abusivas no harán otra cosa que dejar fuera de juego a quienes las practiquen.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas

This entry was posted in Seguros de salud and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.