¿Son reales las comunidades de las aseguradoras en las redes sociales?

Recientemente, Innovación Aseguradora ha hecho públicas las conclusiones de un estudio que ha realizado recientemente advirtiendo que ha detectado una excesiva coincidencia en los seguidores de las aseguradoras españolas. Según esta empresa, la coincidencia de seguidores puede ser de hasta un 53% en lo que a seguidores en Twitter de dos compañías multirramo se refiere y del 18% en el ramo de salud.

Según dicen desde Innovación Aseguradora, “esta cifra contrasta con la comparativa entre dos de las principales entidades norteamericanas, GEICO y Metlife, que tan solo tienen en común un 8% del total de su comunidad”. 

Esto hace sospechar a Innovación Aseguradora que algunas compañías aseguradoras podrían estar comprando seguidores en Twitter.

También señalan que, aunque estas comparaciones representan a la mayoría de las grandes aseguradoras, se han detectado algunas excepciones con porcentajes  por debajo del 10%, lo que para ellos es síntoma de que “algunas entidades sí realizan buena praxis, por lo que sus seguidores son únicos y de calidad”.

¿El tamaño importa?

Innovación Aseguradora hace hincapié en que “cualquier departamento de redes sociales y comunicación debería tener un protocolo de actuación, que, en su nivel más básico, entendiera que sólo los seguidores de calidad representan el éxito y esfuerzo del departamento y son los que más interacción realizan”. Por eso recuerdan que “resulta contraproducente aplicar estrategias para propiciar un crecimiento artificial del número de seguidores, ya que crea una comunidad de poco valor añadido”.

El problema es que en España somos de los que pensamos que tener muchos seguidores en Twitter y muchos fans en Facebook es síntoma de ser una marca fuerte. La cultura del “burro grande, ande o no ande” todavía está viva en una parte importante de la población.

En cualquier caso, que una comunidad social funcione no es solo cuestión de seguidores o fans. De hecho, no hay nada más cutre que una comunidad de miles y miles y miles de seguidores en la que no los miembros no participan. Y si todo es bueno y bonito, cuando de una empresa se refiere, algo raro hay.

¿A cuántas compañías del mismo ramo sigues tú?

Personalmente, yo sigo todas las cuentas de Twitter de las aseguradoras que voy encontrando, porque lo que publican habitualmente me interesa. A unas las he buscado yo, y a otras me las ha sugerido Twitter. Mi caso tal vez no sea relevante. Pero si reviso las cuentas que siguen las personas a las que sigo yo, tanto vinculadas con el sector seguros como las que no, encuentro que la mayoría de las que siguen una cuenta de una aseguradora también siguen las de otras aseguradoras.

Y todos hacemos lo mismo en otros ramos. Por ejemplo, el hecho de que a mí me guste un determinado diario de noticias no implica que no pueda seguir otro, aunque sea de “signo” opuesto. Lo mismo ocurre con las cuentas de los políticos. Seguir en Twitter no significa ser fan o ser cliente, sino sentir interés por estar informado sobre algo.

Redes sociales y manipulación de la información

Las redes sociales han abierto una nueva vía para la manipulación de la información. Una más. Y da igual que lo hagas bien o o lo hagas mal. Hay tanta gente aprovechándose de lo sencillo que es hacer trampas y manipular lo que se dice de uno o la información que se ofrece que ya no es fácil diferenciar quién es honesto y quién no.

Pero hay gente haciéndolo bien. Sin embargo, estudios con este, planteado así, solo alimentan la desconfianza, más aún cuando se hace un titular sensacionalista, de esos de los que se alimenta una parte importante de internautas y lectores de prensa escrita (sin leer más, con el titular ya se han desayunado).

¿Quiénes son las compañías que tienen tantos seguidores en común? ¿Cuál es la muestra? ¿Son seguidores españoles o extranjeros? ¿Interactúan activamente?

No niego que algunas aseguradoras estén comprando seguidores y manipulando así sus comunidades para que parezcan más influyentes. Tal vez, no lo sé. Hay muchas empresas que lo hacen. Pero más que el número de seguidores, lo que me parece más preocupante es en qué manera esos seguidores interactúan en la comunidad e influyen sobre ella con tweets, retweets y otras acciones sociales a favor de la compañía.

Sería muy interesante poder revisar todos los datos del estudio, no solo las conclusiones, y profundizar más en el tema. El sector seguros es uno de los que mejor trabajo está haciendo en marketing online en general y redes sociales en particular desde el principio.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas

This entry was posted in + Seguros and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.