Todo lo que tienes que saber antes de contratar un seguro de rentas

tributacion

Contratar un seguro de rentas permite disfrutar de una cantidad de dinero tras la jubilación.  El capital acumulado se puede cobrar en forma de renta temporal durante un tiempo determinado o de manera vitalicia. La renta vitalicia es un pago periódico que una persona (o dos personas, si se contrata de este modo) cobra hasta su fallecimiento. El importe de los pagos depende de los tipos de interés, la edad, el sexo de los beneficiarios. En caso de fallecimiento anticipado, los herederos podrán recuperarán una parte del ahorro acumulado, aunque esto depende de varios factores.

Los seguros de renta temporal tienen un límite, que suele ser de entre 5 y 15 años, aunque en algunos casos la entidad permite elegir la duración. El cobro de la prima temporal podrá ser mensual, trimestral, semestral o anual.

Uno de los motivos por los seguros de rentas son muy populares es porque cuentan con exenciones fiscales muy ventajosas. En este punto no se deben considerar las rentas provenientes de un plan de pensiones o plan de previsión asegurado, que tienen una fiscalidad diferente.

Así dicho, suena muy bien. Pero, antes de contratar un seguro de rentas hay que tener en cuenta una serie de factores y saber bien qué tipo de producto se va a contratar.

Un característica de los seguros de rentas que hay que tener muy presente es que la devolución de la prima aportada al vencimiento solo la ofrecen los seguros de renta temporal. Esta devolución se abona de manera periódica teniendo en cuenta solo la rentabilidad general y en el momento de producirse el vencimiento. Esta capital se puede volver a invertir si se desea. Los seguros de renta periódica devuelven la prima aportada más su rentabilidad y, una vez llegado el vencimiento, no queda capital que devolver.

Otro aspecto a tener en cuenta al contratar un seguro de rentas es que cuanto más años contratemos la renta, mayor rentabilidad se obtendrán. Algunos planes de renta vitalicia ofrecen la opción de elegir una rentabilidad fija durante todo el periodo o renovarla cada cierto número de meses o años para adaptarla a las condiciones del mercado. Hay que tener en cuenta que la rentabilidad de estos productos depende de la evolución del mercado.

En cuanto a lo que ocurre con el capital tras el fallecimiento, hay que tener en cuenta que no todos ofrecen cobertura total ante esto. Dependiendo del plan, pueden ofrecer entre el 70 y el 105% sobre la prima única aportada o incluso la devolución del capital no consumido.  En algunos casos, los planes de rentas ofrecen la opción de reversión, que consiste en que otra persona siga cobrando la renta si el asegurado principal fallece. El inconveniente de esta opción es que el capital que quede pendiente de cobrar tras el fallecimiento de esta segunda persona no lo cobrará nadie.

Otro punto que hay que tener en cuenta antes de contratar un seguro de rentas es si permite o no el rescate de forma anticipada y en qué condiciones. Normalmente, los seguros de rentas no permite rescatar el capital y los que lo permite suelen estar supeditados a penalizaciones importantes.

En cualquier caso, los seguros de renta tienen escasa liquidez, si no nula. A pesar de ello, los beneficios fiscales que se obtienen con estos productos y la garantía de contar con un capital asegurado tras la jubilación convierten a estos planes de rentas en productos interesantes que merece la pena tener en cuenta para asegurar la jubilación.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas

This entry was posted in + Seguros and tagged , , . Bookmark the permalink.

One Response to Todo lo que tienes que saber antes de contratar un seguro de rentas

  1. Angel Arturo Guevara Rodriguez says:

    Me parece exelente el seguro de renta por que recibes un porcentaje lo cual hoy en dia sirve de mucho

     

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.