Todo lo que tienes que saber sobre la cobertura de vehículo de sustitución en tu seguro de coche

Todo lo que tienes que saber sobre la cobertura de vehículo de sustitución en tu seguro de coche

Todo lo que tienes que saber sobre la cobertura de vehículo de sustitución en tu seguro de coche Una de las coberturas que ofrecen algunos seguros de coche a terceros ampliado así como los seguros de coche a todo riesgo es la cobertura de vehículo de sustitución. Esta garantía es muy demandada por los usuarios, ya que les garantiza contar con un coche mientras el suyo está en el taller.

Pero la garantía de vehículo de sustitución tiene sus limitaciones, y es necesario conocerlas para valorar si nos interesa o no contratarla o, al menos, para saber qué nos vamos a encontrar en caso de tener que reclamarla.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la compañía ofrece un vehículo de una categoría concreta en función de lo que hayamos contratado. Existen diversas categorías, y es necesario revisarlas, sobre todo si necesitamos un coche grande o para hacer largos viajes por carretera y la garantía solo no ofrece un coche de sustitución pequeño.  Por ejemplo, para una familia de cinco miembros con niños pequeños y que utilicen asientos de seguridad, no es lo mismo que el coche de sustitución sea un Opel Corsa que un Renault Scenic.

Por otra parte, en caso de tu vehículo sea una furgoneta o un derivado de turismo (monovolumen, todoterreno) tienes que tener en cuenta que el vehículo de sustitución que te ofrecerá la compañía, independientemente de la clase, va a ser siempre un turismo, y esto puede suponer un problema, especialmente si el vehículo tiene usos laborales. En este caso, es importante revisar si la compañía ofrece la posibildiad de reembolso de la factura de alquiler en caso de necesitar alquilar un vehículo por no satisfacer las necesidades los que ofrece aseguradora.

Otro punto que es importante conocer es qué contigencias cubre la cobertura de vehículo de sustitución, durante cuánto tiempo y desde qué momento. Normalmente, esta cobertura solo cubre accidente, robo o hurto, y no siempre incluye averías. Además, en muchos casos no está disponible desde el primer momento, sino solo en caso de que no se pueda disponer del vehículo a partir de determinado número de días. En cuanto a la duración, ésta puede variar, y es punto importante a tener en cuenta, porque no es lo mismo que la aseguradora ponga a disposición del cliente un coche durante 5 días que durante un máximo de 30/35 días o incluso hasta que quede solucionado el problema.

Otra limitación que hay que tener en cuenta es que, en caso de robo, la prestación de un vehículo de sustitución está limitada a la antigüedad del vehículo. Además, en caso de accidente o avería, la compañía solo prestará un coche de sustitución en caso de que el coche no se pueda mover y haya que llamar a la grúa.

Por último, cabe destacar que normalmente solo se puede solicitar el vehículo de sustitución un número limitado de veces por año y que debe usarse solo para uso personal. Además, en caso de avería, esta debe producirse al menos a 100 kilómetros del domicilio.

 

About Eva María Rodríguez

Redactora web especializada en temas de economía, marketing y negocios, entre otros temas
This entry was posted in Seguros de auto and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.