3 formas de comenzar un nuevo plan de ejercicio

Es un bombardeo constante de información:

“El plan de ejercicios perfecto”

“La rutina de abdominales definitiva”

“Solo 15 min de esta rutina y 10 kg menos en un mes”

……

Resulta abrumador y totalmente descorazonador ya que, salvo que seas un deportista nato con años de experiencias te sentirás, como la mayoría, perdido con tantas opciones, sin saber cuales son reales y cuales pura palabrería.

Una vez que has reunido la fuerza de voluntad para hacer ejercicio de forma regular te interesa acertar con la actividad que elijas y no ir dando palos de ciego de un sitio a otro.

¿Estás buscando una nueva forma de entrenar y no sabes por dónde empezar? Te voy a plantear 3 buenas opciones para ponerte en marcha y sobre todo en forma. Escoge la que más te atraiga y intenta practicar al menos dos veces a la semana y empezarás a ver resultados importantes en unos 3 a 6 meses.

Correr

Desde que nuestros ancestros sobrevivían gracias a la caza, está claro que estamos diseñados para caminar y sobre todo para correr, por lo que si no sufres de lesiones particulares o problemas en las articulaciones, el “running” es una buena opción para tí.

Correr, a parte de estar muy de moda, es ideal para fomentar tu salud cardiovascular y aumentar tus niveles de energía así como los glóbulos rojos fundamentales para hacer llegar oxígeno a todos los rincones de tu cuerpo. Correr te ayuda a controlar tu peso porque quema muchas calorías y  mejora tu resistencia y  condición física general.

Normalmente, al empezar a correr regularmente, puedes sentir algo de dolor en tus piernas, o incluso calambres si te has esforzado demasiado y demasiado pronto. Como ocurre, con casi cualquier deporte hay que empezar suave e incrementar la intensidad de forma progresiva sin excesos. Esta claro que tienes que presionarte un poco para mejorar pero con cabeza.

En el lado positivo, sentirás un chute de lo que se llama la “euforia de corredor” es una sensación de bienestar temporal que se consigue con el ejercicio prolongado.

Si no estas listo para correr de inmediato, empieza caminando como un puente hacia correr. Comienza con sesiones de cinco o diez minutos, subiendo entre un 5% a un 10%  tu tiempo o distancia cada semana.

Pilates

Si necesitas fortalecer tu cuerpo, sufres dolores habituales de espalda o estás en proceso de rehabilitación de una lesión, Pilates puede ser muy interesante para tí. Es un ejercicio de bajo impacto, por lo que es una gran manera de estimular los músculos sin ningún tipo de sacudidas bruscas, o movimientos de alta intensidad.

El método Pilates ayuda a fortalecer nuestros músculos internos y externos desde el interior lo que implica que, sobre todo en las primeras sesiones puedes sentir un poco de dolor en determinadas zonas. Sin embargo, desde el principio notaras los beneficios, sentirás la fuerza inmediatamente y notarás mejoras considerables en la postura.

También te va ayudar y mucho las técnicas de respiración que te enseñan, estimulando una respiración más profunda desde su diafragma. Esto puede traducirse en una disminución de los niveles de estrés y la presión arterial.

Entrenamiento de resistencia

El entrenamiento de resistencia se trata de desafiar, de alguna manera, a tus músculos mediante ejercicios con pesas, ya sean pesas o incluso utilizando tu propio peso corporal.

Te recomendaría dos sesiones por semana, pero puedes llegar hasta cinco o seis, trabajando diferentes grupos musculares cada vez.

Algunas personas se preocupan por subir peso, pero esto es un error. Es muy saludable construir una base mayor de fuerza incrementando la densidad ósea.

Lo mejor es que el entrenamiento con pesas también fomenta la actividad neuronal así que te sentirás más alerta y más seguro.

Ahora además puedes aprovechar el #RetoPuntoSeguro y benefíciate de todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria podrás obtener un importante descuento en la renovación de tu seguro de vida.

Calcula seguros de vida

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones sociales. Mil gracias
 
This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.