Así es como el ejercicio estimula la grasa para beneficiar el metabolismo

Así es como el ejercicio estimula la grasa para beneficiar el metabolismo

Sabemos que el ejercicio físico mejora la salud. Centenares de estudios científicos y la experiencia de millones de personas avalan esta afirmación. Pero todavía nos queda mucho por saber sobre esta relación. Recientemente, un equipo internacional de científicos del Joslin Diabetes Center (Boston, Massachusetts, Estados Unidos) se propuso entender este relación desde el punto de vista del metabolismo. De hecho, este equipo ha descubierto evidencia molecular de cómo el ejercicio beneficia el metabolismo y la salud a través de su efecto sobre la grasa, y ha encontrado que la grasa juega un papel activo en el proceso.

Anteriormente, este equipo de investigadores fue el primero en demostrar que el ejercicio hace que el tejido graso libere moléculas que regulan el metabolismo. Ahora describen cómo identificaron una de estas moléculas e investigaron su actividad.

La molécula es una proteína llamada factor de crecimiento transformante beta 2 (TGF-beta 2). El estudio se refiere a sus efectos sobre el metabolismo de la glucosa y los ácidos grasos.

Los investigadores, usando ratones, demostraron que el ejercicio estimulaba las células grasas para liberar TGF-beta 2, lo que mejoraba la tolerancia a la glucosa. Además, el tratamiento de ratones sedentarios con TGF-beta 2 revirtió los efectos metabólicos perjudiciales de la alimentación alta en grasa.

Los hallazgos se publicaron en la revista Nature Metabolism en febrero de 2019.

El ejercicio físico causa cambios importantes en la grasa

Se sabe que las células grasas secretan proteínas llamadas adipocinas, y que muchas adipocinas aumentan con la obesidad, lo que tiene efectos nocivos sobre el metabolismo y la salud. El TGF-beta 2 es diferente a la mayoría de las adipocinas que liberan las células grasas, que tienden a aumentar con la obesidad y pueden dañar la salud y el metabolismo.

Explican los investigadores que su estudio identificó el factor de crecimiento transformante beta 2 (TGF-beta 2) como una adipocina liberada del tejido adiposo (grasa) en respuesta al ejercicio que en realidad mejora la tolerancia a la glucosa, en contraste con los efectos negativos de muchas adipocinas.

No solo el TGF-beta 2 estimulado por el ejercicio mejoró la tolerancia a la glucosa, sino que, además, el tratamiento de ratones obesos con TGF beta 2 redujo los niveles de lípidos en la sangre y mejoró muchos otros aspectos del metabolismo.

Al investigar las adipocinas en humanos y ratones machos antes y después del ejercicio, los científicos vieron que los niveles de TGF-beta 2 aumentaron después del ejercicio. Una investigación posterior reveló que, tanto en los hombres como en los ratones, el ejercicio hizo que aumentaran los niveles de TGF-beta 2, no solo en el tejido adiposo sino también en la sangre.

Los investigadores también encontraron que el tratamiento de ratones con TGF-beta 2 desencadenaba directamente cambios metabólicos, incluidos niveles más altos de absorción de ácidos grasos y una mejor tolerancia a la glucosa.

¿Se pueden revertir los efectos sobre el metabolismo de una dieta alta en grasas?

En la siguiente fase del estudio, los investigadores administraron TGF-beta 2 a ratones que se habían vuelto obesos al comer una dieta alta en grasas.

Los investigadores observaron que la proteína tenía un efecto similar a la del ejercicio, revirtiendo los efectos negativos que una dieta alta en grasas provoca sobre el metabolismo.

Finalmente, tras administrar TGF-beta 2 a ratones que habían desarrollado diabetes tipo 2 por comer una dieta alta en grasas, se observó que el efecto fue similar al del ejercicio y que llevó a una reversión del impacto metabólico negativo de la dieta.

Por otra parte, los investigadores encontraron que el ácido láctico también tiene un papel prominente en el proceso a través del cual el TGF-beta 2 inducido por el ejercicio afecta el metabolismo.

Los músculos liberan ácido láctico durante el ejercicio. El ácido luego viaja al tejido adiposo y estimula a las células adiposas para que secreten TGF-beta 2.

Según los investigadores, “esta investigación realmente revoluciona la forma en que pensamos sobre el ejercicio y los muchos efectos metabólicos del ejercicio”. Y, lo que es más importante, añaden “la grasa en realidad juega un papel importante en la forma en que funciona el ejercicio”.

Cuida tu salud y únete al #RetoPuntoSeguro

Cuanto antes acudas al especialista y te hagan las pruebas necesarias para determinar cuál es la causa de tu problema de salud antes podrás acceder al tratamiento necesario.  Por no hablar de la tranquilidad que da conocer qué es lo que pasa. Contratando un seguro de salud todo es más rápido.

Encuentra el seguro de salud que mejor se adapta a ti comparador de seguros de salud de PuntoSeguro.com, el primer  comparador de seguros de salud que, además, recompensa la actividad física de sus clientes a través del #RetoPuntoSeguro.

CALCULA SEGUROS DE SALUD

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones sociales. Mil gracias
 
This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.