Beneficios físicos de las Artes Marciales

Digamos que no soy muy objetiva cuando hablamos de Artes Marciales y su bondades. Tuve la suerte de contar con un maravilloso profesor de Karate, realmente fue mucho más que un simple profesor, sino más bien un mentor/life coach, durante más de 12 años. Después me he quitado el gusanillo practicando otras disciplinas como el Taekondo o la Defensa Personal.

En mi caso, lo que empezó como una forma de mejorar la coordinación de una niña torpe, se convirtió en una parte muy importante de mi vida y mi formación como persona.

Sea cual sea el arte marcial que prefieras practicar, hay cantidad de beneficios, especialmente en lo que se refiere a tu salud y estado físico. Comparto aquí contigo los principales beneficios relacionados con la salud de las artes marciales:

Mejora tu coordinación

Con el fin de ejecutar movimientos efectivos, la mayoría de las artes marciales se centran en conseguir una mayor estabilidad, especialmente en la parte inferior del cuerpo, de modo que tengas una base firme y segura desde la cual operar. Si como yo eres algo torpe las artes marciales te pueden ayudan a alcanzar tu potencial en coordinación. Te sorprenderá lo que puedes lograr.

Aumentar tu flexibilidad

La flexibilidad y  la agilidad son habilidades esenciales y utilizadas habitualmente en todas las disciplinas de las artes marciales. Por eso si buscas mejorar o mantener tu flexibilidad, practicar artes marciales es una forma segura de hacerlo.

Con la edad una mayor flexibilidad puede suponer algo tan importante como un menor riesgo de tirones musculares, fracturas y problemas de movilidad.  En las artes marciales se enseña flexibilidad pasiva y activa. Mientras que el agarre puede ayudar con la flexibilidad pasiva, un entrenamiento más activo, como el de patadas altas, los estiramientos, etc. puede ayudarte mucho con la flexibilidad activa.

Incrementar tu fuerza y potencia

La mayoría de las artes marciales dan un enfoque muy particular e intenso a la capacidad del cuerpo de ser fuerte y potente. Por ejemplo, la fuerza se utiliza mucho en el Taekwondo que involucra una potente cantidad de fuerza para ejecutar patadas y movimientos complejos.

El entrenamiento muscular repetitivo es la base las artes marciales, así que si estás buscando ponerte en forma y desarrollar tu fuerza, practicar artes marciales como el Karate o el Jiu-Jitsu brasileño es una buena manera de conseguirlo.

La potencia está, lógicamente, relacionada con la fuerza. Sin embargo, no todos los deportes incrementan de manera efectiva tanto la fuerza como la potencia. Las artes marciales, sin embargo, trabajan ambas a la vez.

Dejando a un lado los beneficios físicos, no puedo dejar de mencionar la autodisciplina.  En las artes marciales se entrena regularmente y hay que ser muy constante para aprender nuevos movimientos, técnicas, etc.

Por tanto, la autodisciplina es fundamental mientras entrenas, al practicar deportes, controlar tus emociones, en tu trabajo y en realidad en todos los aspectos de la vida. La autodisciplina no se consigue de la noche a la mañana, lleva tiempo especialmente en jóvenes y niños, pero la práctica de un arte marcial ciertamente puede acelerar ese proceso. La autodisciplina es un factor positivo del carácter que ayuda a tener más éxito tanto en lo personal como en lo profesional.

Decídete por las artes marciales o por hacer ejercicio físico de cualquier otra forma, aprovecha el #RetoPuntoSeguro y benefíciate de todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria podrás obtener un importante descuento en la renovación de tu seguro de vida.

 
This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.