Cafeína y su efecto en las mujeres

Para mí el café de por la mañana es todo un ritual, se mezcla que es un momento de tranquilidad y soledad buscada en el que leer la presa o simplemente contemplar el día desde la ventana de la cocina.

El resto de cafés a lo largo del día son diferentes a veces es una excusa para charlar con una amiga y otras una necesidad para aguantar el tirón de un día especialmente intenso.

Reconócelo, todos contamos de una forma u otra con los poderes mágicos de la cafeína. Te ayuda a despertarte, a superar tu día de trabajo y, en general, a funcionar. Según las estadísticas un 90% de las personas en el mundo consume cafeína de una forma u otra.

Ahora bien, si eres mujer, tu amada taza diaria de Capuchino puede estar perjudicándote. Hay determinados efectos negativos de la cafeína en mujeres que tienes que conocer:

Síndrome Premenstrual fuera de tiempo

La Universidad de Duke ha realizado estudios según los cuales la cafeína hace que los vasos sanguíneos se dilaten, lo que a su vez puede hacer que tus senos se hinchen y duelan, como si estuvieras sintiendo síndrome premenstrual, pero sin tenerlo.

¡Imagínate estar con el síndrome premestrual de continuo! Horrible, ¿no?. Según este estudio un 61% de las mujeres que padecían dolor de senos mejoraron reduciendo la ingesta diaria de cafeína.

Al parecer, cuanto mayor sea la cantidad de café que tomas, peor serán los síntomas del síndrome premenstrual. Lo que ocurre es que la cafeína causa ansiedad, la ansiedad provoca estrés y el estrés puede intensificar tus molestias por el síndrome premenstrual.

Fibrosis y quistes en senos

Más de la mitad de las mujeres experimentan cambios fibroquísticos en los senos. Es una afección benigna que produce bultos en los senos. Estos bultos son perfectamente normales pero pueden causar dolor o sensibilidad.

Y aquí es dónde entra en acción la cafeína. Resulta que según las investigación realizadas en la Universidad de Iowa se ha descubierto que la cafeína empeora la sensibilidad y el dolor asociado a los con los quistes en senos. Ah y atención porque el chocolate también puede tener el mismo efecto.

Es importante tener en cuenta que en realidad ni la cafeína ni el chocolate causan problemas fibroquísticos.

La cafeína aumenta la sensibilidad mamaria y hace que por ejemplo la experiencia de hacerse una mamografía sea aún más incómoda de lo normal.

Una cantidad segura de cafeína es más o menos dos tazas de café al día es decir entre 200 a 300 miligramos (mg). Hay que tener en cuenta que la cafeína también se puede encontrar en refrescos, bebidas energéticas, cacao y chocolate.

Una sugerencia interesante es dejar la cafeína durante tres o cuatro meses y ver si el dolor mejora. Sin embargo si no puedes vivir sin tu café simplemente con reducir tu ingesta de cafeína a 150 miligramos, que es aproximadamente una taza de café de al día puede ser muy beneficioso.

Si lo que necesitas es mejorar tu vitalidad y tu energía considera la posibilidad de hacer ejercicio de forma regular para conseguir estar más activo sin necesidad de tanta cafeína.

Ponte a hacer ejercicio físico y aprovecha el #RetoPuntoSeguro, beneficiate de todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria podrás obtener un importante descuento en la renovación de tu seguro de vida.

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones sociales. Mil gracias
 
This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.