¿Caminar o correr para perder peso? Aquí tienes la respuesta

caminar o correr para perder peso

Has escuchado cientos de veces que tendrías que caminar o correr para perder peso pero nunca te has decidido a hacerlo. Te han dicho que caminando no quemas muchas calorías y que corriendo machacas tus rodillas y articulaciones.

Por suerte esto no es del todo así. Tanto caminar como correr son dos de los ejercicios para perder peso más recomendados.

¿Por qué deberías caminar para perder peso y qué inconvenientes tiene?

Caminar es la solución para aquellos que se han planteado bajar de peso y que no pueden ponerse unas zapatillas de correr. Al caminar no dañas tus articulaciones, por lo que las personas con sobrepeso no deben temer hacerse daño en sus caminatas como si pasaría si corrieran algún kilómetro.

Caminar para perder peso está recomendado para todas las edades sin importar la forma física previa.

Por cada hora que haces andando puedes quemar unas 300 calorías. Si esto lo multiplicas por 5 días a la semana te estarás deshaciendo de 2000 calorías.

Pero también tiene sus inconvenientes:

  • Quemas muy pocas calorías: al caminar el cuerpo no gasta tanta energía como en otros deportes y por ello el consumo calórico es muy bajo.
  • Necesitas caminar muy rápido: los paseos tranquilos no te ayudarán a perder peso. Para que sea un poco efectivo necesitarás andar a ritmos muy altos.
  • Tienes que dedicarle mucho tiempo: mientras que con 30 minutos corriendo sobrepasas las 300 calorías, al caminar tendrás que dedicar el doble de tiempo.

¿Por qué deberías correr para perder peso y cuáles son sus inconvenientes?

Correr es el deporte con el que quema más calorías, sobrepasando las 600 calorías por cada hora de entrenamiento. Esto lo ha convertido en un deporte muy popular para aquellas personas que pelean con los kilos de más.

Correr, lejos de lo que siempre se ha opinado, es la mejor medicina para aumentar la densidad osea. Hay estudios que destacan sus increíbles beneficios.

Por otro lado, al correr se ejercita el corazón y un gran número de músculos del cuerpo. Por este motivo se consigue la ganancia de masa muscular.

Pero correr no está libre de inconvenientes:

  • Te puedes lesionar: si no fortaleces tus músculos y articulaciones ni corres con la técnica adecuada lo más seguro es que acabes lesionado, en ocasiones de gravedad.
  • No puede hacerlo todo el mundo: para correr es necesaria una forma física previa. Las personas con sobrepeso no deberían correr porque al hacerlo aumenta el impacto que reciben sus articulaciones.
  • Es más caro que caminar: correr no es un deporte barato. Es necesario el gasto en unas zapatillas de correr y una ropa adecuada para ello.

Referencias

Beatriz Lara; Juan José Salinero; Jorge Gutiérrez; Francisco Areces; Javier Abián‑Vicén; Diana Ruiz‑Vicente; César Gallo‑Salazar; Fernando Jiménez; Juan Del Coso. ‘Influence of endurance running on calcaneal bone stiffness in male and female runners’. Eur J Appl Physiol (2016) 116:327–333. DOI 10.1007/s00421-015-3285-7.

Con independencia de que optes por andar o por correr, desde PuntoSeguro queremos ayudarte a tener una vida más saludable. Únete al #RetoPuntoSeguro y descubre todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria, consigue regalos exclusivos superando cada reto y descuentos de hasta el 24% en la renovación de tu seguro de vida.

Calcula seguros de vida

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

  • Compártelo en las redes sociales (pinchando en los iconos de la izquierda)
  • Suscríbete al blog y recibe cada nuevo post en tu email pinchando aquí

Calcula seguros de vida

This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged , , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.