Cómo aumentar la grasa quemada durante el ejercicio

Cómo aumentar la grasa quemada durante el ejercicio

Uno de los motivos que más nos hace enfermar y que más aumenta el riesgo de sufrir enfermedades potencialmente mortales, como los problemas circulación, la diabetes o el cáncer, entre otras, es el sobrepeso. El ejercicio, junto con una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable, es uno de los remedios más eficaces y recomendables tanto para prevenir el sobrepeso como para luchar contra él.

Sin embargo, muchas personas se obsesionan con incrementar la quema de calorías durante el ejercicio, a fin de perder peso más rápido, sea cual sea el fin perseguido. Sin embargo, cuando se trata de perder peso o de compensar excesos alimenticios, no solo se trata de quemar calorías, sino también de quemar grasa. De hecho, lo que de verdad cuenta a la hora de perder peso es que dicho peso provenga de grasa acumulada.

Lo cierto es que simples ajustes pueden ayudar a quemar más calorías provenientes de la grasa y, con ello, a acelerar la pérdida de peso.

Controla tu pulso cardiaco

En cuestión de consumo calórico, el tramo donde más calorías de grasa se consume es el que va del 70 al 80% de la frecuencia cardiaca máxima. Sí, a más pulso más calorías quemadas, pero el uso de la grasa como combustible desciende. Si tu objetivo es quemar grasa, entrena durante más tiempo en este tramo.

Al caminar, balancea los brazos

Caminar es un ejercicio excelente. Para quemar más grasas y aumentar el consumo calórico durante tus caminatas, flexiona los brazos a 90 grados y muéveles. Esto no solo acelera automáticamente el ritmo, sino que también te ayuda a quemar hasta un 15% más de calorías. Para un bombeo adecuad,  traza un arco desde la cintura hasta el pecho mientras balanceas. Además, asegúrate de mantener los codos pegados al cuerpo y no permitas que las manos vayan más allá del medio del pecho (frente al esternón). Demasiado movimiento de lado a lado reduce el ritmo.

Ayúdate de la música para incrementar el ritmo

Cuanto más rápido camines o ejecutes tus ejercicios, más intenso será. No se trata de ir lo más rápido que puedas, sino de mantener un ritmo ligero y constante. Para ello no hay nada mejor que usar música. Y mantener un ritmo constante o que vaya de más a menos, es más fácil de lo que parece. Busca en cualquier proveedor de música digital música especializada que esté medida en bpm (beats por minuto). Hay muchísimo material disponible. Busca la velocidad que más se ajuste a tus posibilidades. Por ejemplo, de 135 a 145 bpm se camina con mucho brío (ten en cuenta las cuestas). Si no quieres pausas, busca música non-stop.

Toma complementos termogénicos

Existen complementos termogénicos, en forma de bebidas o pastillas (personalmente prefiero las primeras), que ayudan a aumentar la tasa metabólica y, con ello, ayudan a “movilizar” el uso de las grasas como combustible. Tienes que moverte, y a buen ritmo, pero con estos productos es más fácil obtener energía.

Muévete y participa en el #RetoPuntoSeguro

Únete al #RetoPuntoSeguro y recibe grandes recompensas: una vida más saludable y descuentos especiales en la renovación de tu seguro de vida

 
This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

He leído y acepto la política de privacidad.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.