Cómo mejorar tu postura con el Tai-Chi

Tai Chi

Empiezas con un pequeño dolor de cuello que con el tiempo se convierte en un intenso dolor de espalda que te impide realizar cualquier esfuerzo por pequeño que sea. Pasas de no tener problemas a sufrir un dolor continuo. La postura de tu espalda es determinante en tu salud y tiene un gran impacto en tu vida diaria. No es buena idea ignorarla.

Tai chi es una de las escasas actividades física que pone gran énfasis en la optimización de tu postura. Tradicionalmente, es una de las primeras cosas que se enseña a un principiante de esta disciplina, antes incluso de cualquier mención sobre la respiración, movimiento o meditación.

De hecho, la respiración y meditación no pueden canalizar adecuadamente la energía en el cuerpo y la mente si la columna vertebral no se mantiene en la postura óptima. Es como un vehículo si el eje está torcido, las ruedas no funcionarán correctamente. Lo que ocurre es que, no solo los neumáticos se desgastan más rápido, sino que toda la estabilidad y eficiencia del vehículo se ve comprometida. En el cuerpo humano funciona de manera similar una mala postura causa innecesaria tensión y deterioro.

Incluso si tienes problemas de espalda o escoliosis, aún puedes hacer Tai chi y beneficiarte. De hecho, esa es probablemente una de las mejores razones para comenzar. Entrenar con un maestro experto y experimentado te ayudará a colocar mejor toda tu columna vertebral proporcionando estabilidad a todo tu cuerpo.

¿Qué es lo que va a conseguir el Tai Chi?

El taichi consigue eliminar la curvatura extrema y suavizar la rigidez excesiva en la columna vertebral. Esto está en línea con los principios de la medicina quiropráctica y osteopática. Tus órganos cambian al asumir tu espalda la posición correcta. Tu sistema nervioso no sufre, desperdiciando así menos energía y permitiéndote funcionar a un mejor nivel fisiológico.

Durante miles de años, varias disciplinas espiritual como el tai chi, qigong, meditación Zen y yoga, han incidido en la importancia de estirar suavemente la parte superior de la cabeza hacia arriba y relajar la parte baja de la espalda hacia abajo. Dicen que eleva la conciencia espiritual. Cuanto más erguida es la postura, la persona es más consciente de la realidad.

El hecho de mejorar tu postura te hace más atractivo. No solo para el sexo opuesto, sino para la sociedad en general. Y lo que es aún más importante, para ti mismo. Una postura recta implica confianza,  fuerza interior y equilibrio.

Cuando colocas tu cuerpo y sobre todo tu espalda bien sentirás menos fatiga y dolor.

Sin embargo, no es tan fácil.  Es decir, al principio, será difícil porque tus músculos, tendones y nervios están tan acostumbrados a estar en la posición incorrecta. Cuando practiques Tai Chi sentirás resistencia interna en tu mente y cuerpo. No hay una varita mágica que te va a ayudar a mejorar tu postura sino que tiene que venir de tu propia fuerza de voluntad y compromiso.

Prueba a practicar Tai Chi  durante 3 meses consecutivos y la posición óptima de tu espalda se convertirá en algo natural.

Práctica algo de ejercicio físico y con  el programa #RetoPuntoSeguro  benefíciate de todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria podrás obtener un importante descuento en la renovación de tu seguro de vida.

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones sociales. Mil gracias
 
This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.