7 consejos para bajar de peso caminando

consejos bajar de peso caminando

¿Se puede bajar de peso caminando? Seguro que lo has oído muchas veces: caminar te ayuda a bajar de peso. Pero esto, dicho a sí, es una verdad a medias. Para que una caminata sea realmente una actividad que te ayude a bajar de peso tienes caminar de determinada manera.

Como apunte inicial: tienes que caminar bastante tiempo seguido y a una buena velocidad. Pero hay más.

A continuación vemos algunos consejos importantes que te ayudarán a bajar de peso caminando. Ten en cuenta que en todos los casos lo ideal sería caminar con un pulso entre el 60 y el 70% de tu frecuencia cardiaca máxima, incluso al 75%. Una buena manera de controlar el ritmo es llevar un pulsómetro o, al menos, una pulsera con medidor de frecuencia cardíaca que te permita comprobar cómo va tu corazón.

Camina a buen ritmo

El ritmo marca la diferencia. Caminar más deprisa quema más calorías que hacerlo más despacio. Debes planteártelo así: vas a caminar, no a pasear. Y, aunque pasear está bien, no es lo mismo.

Mueve los brazos y atiende a tu postura

El movimiento de los brazos es fundamental en la marcha. El movimiento sincronizado te ayuda a coger impulso y a mantener el equilibrio. Además, el movimiento de los brazos ayuda a fortalecer la musculatura de al espalda.

Esto es especialmente importante si caminas en cinta. Las barras de la cinta están para sujetarte en caso de desequilibrio, ¡no para agarrarte mientras caminas!

Camina cuesta arriba

Otra manera de impulsar la quema de calorías es caminar cuesta arriba. Si caminas en cinta, no olvides aumentar la inclinación.

Carga con algo de peso

Otro forma de aumentar la quema de calorías al caminar es cargar con algo de peso. Puedes llevar algo de peso en un mochila (procura repartir bien el peso y asegurarte de que no te haces daño), usar muñequeras lastradas, o incluso un chaleco lastrado.

Mejor una caminata larga que tres cortas….

Cuanto más tiempo camines a buen ritmo, no solo favorecerás la quema de calorías, sino que también mejorarás tu condición cardiorrespiratoria y tu resistencia. Si mantienes un buen ritmo, 50-70 minutos de caminata están muy bien. Y si puedes, un poco más.

… pero si no queda otra, tres cortas también valen

También puedes optar por caminatas más cortas, por ejemplo, aprovechando tus desplazamientos habituales o forzando una salida en algún descanso. Pero si haces esto necesitarás al menos 20 minutos cada vez.

Cada día, un poco más (largo) o un poco menos (tiempo)

Ponte como meta mejorar tus tiempos (hacer la misma distancia en menos tiempo) o caminar más en el mismo tiempo (por ejemplo, si caminas en cinta). Tu cuerpo se adaptará con increíble rapidez al entrenamiento. Esto supondrá un desafío tanto físico como mental.

Camina con el #RetoPuntoSeguro

Desde PuntoSeguro queremos ayudarte a tener una vida más saludable. Únete al #RetoPuntoSeguro y descubre todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria, consigue regalos exclusivos superando cada reto y bonificaciones en la renovación de tu seguro de vida.

 

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

Calcula seguros de vida

This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.