Consejos para evitar accidentes eléctricos en el hogar

daños eléctricos

Dicen que más vale prevenir que curar; más aun, más vale prevenir que lamentar. Los accidentes eléctricos no sólo pueden provocar daños en los aparatos -los cuales pueden o no estar cubiertos por el seguro-, sino que pueden provocar incendios con consecuencias muy graves. Hemos hablado de las coberturas en caso de incendio y de las limitaciones y exclusiones de las coberturas en aparatos eléctricos y en caso de incendio. En esta ocasión veremos qué podemos hacer para evitarlos y prevenir accidentes eléctricos en el hogar para minimizar el riesgo.

Para evitar accidentes eléctricos en el hogar lo primero que hay que hacer es encargar a electricistas certificados y profesionales cualquier reparación o instalación eléctricas que haya que hacer en la casa. Aunque esté muy de moda el “hágaselo usted mismo”, la seguridad de la familia no tiene precio, y un simple cambio de enchufe mal hecho puede ser muy peligroso. En cualquier caso, es fundamental desconectar la electricidad antes de manipular la instalación eléctrica, utilizar herramientas aisladas a la hora de realizar cualquier reparación eléctrica -aunque sea un simple cambio de bombilla- y tener presente que los materiales de la instalación eléctrica deben respectar las normas internacionales y estar homologados. Comprar estos materiales en tiendas especializadas es la mejor garantía para ello.

Otro consejos que debería ser considerado como norma es la protección de los enchufes con protectores de plástico cuando hay niños. Además, es importante asegurarse de que no tienen acceso a la manipulación de cables conectados a los enchufes (lámparas, televisores, etc.).

Las conexiones ilegales a la red eléctrica, además de ser un delito, son muy peligrosas, tanto para el que se conecta como para la red de la que se roba la energía. Por lo tanto, hay que evitar coger energía de forma no autorizada y no permitir que nadie se conecte a nuestra red. A veces se hacen este tipo de “apaños” con los vecinos por causas diversas, o uno mismo pide este favor para solucionar algún problema o ahorrarse la instalación en algún lugar donde apenas necesita energía, pero es muy peligroso.

Otro factor de riesgo importante es el uso de prolongadores o alargadores, así como el uso de los llamados “ladrones” y regletas. Es necesario tener cuidado con estos aparatos. Si necesitamos habitualmente conectarnos algún aparato a la red eléctrica en una zona donde no hay enchufe es conveniente plantearse la posibilidad de hacer una conexión eléctrica. En el caso de las regletas es muy importante cuidar el número de aparato conectados y la potencia requerida por los mismos para evitar una sobrecarga cuando todos se conecten a la vez.

También es muy importante tener cuidado con el agua y la humedad. Secarse bien las manos antes en enchufar cualquier aparato o no tener aparatos eléctricos enchufados cerca de un grifo es muy importante para evitar accidentes. Del mismo modo, hay que tener especial cuidado con que los suelos estén secos antes de manipular o enchufar aparatos eléctricos.

Por otra parte, los aparatos que están siempre conectados, estén en funcionalismo o no, como los electrodomésticos, tienen que estar correctamente conectados. Además, siempre que se desconecte cualquier aparato eléctrico, hay que hacerlo tirando del enchufe y no del cable.

Uno de los aparatos eléctricos que pueden resultar más peligrosos son aquellos que se quedan enchufados durante la noche y que consumen mucha potencia, como radiadores movibles y mantas eléctricas. Utilizar temporizadores en el uso de estos aparatos o apagarlos cuando estén ya calientes -en el caso de las mantas eléctricas- es importante para evitar accidentes. Además, es importante no dejar los radiadores movibles cerca de cortinas y textiles.

También es muy recomendable para evitar accidentes eléctricos utilizar lámparas con pilas en vez de lámparas enchufadas en las habitaciones de los niños.

Por último, en punto seguro queremos recordar la importancia de enseñar a todos los miembros de la familia, especialmente a los niños, cómo tienen que enchufar y desenchufar los aparatos, lo que tienen que evitar y lo que no deben hacer bajo ningún concepto.

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones sociales. Mil gracias
 
This entry was posted in Seguros de hogar and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.