Contar calorías vs quemar calorías

Siempre nos han dicho que para perder peso o controlarlo teníamos que reducir nuestra ingesta calórica. Es decir la consabida dieta. Se supone que también debemos hacer ejercicio para quemar aún más calorías

Cuando intentas bajar de peso, es fácil perderse contando calorías, De eso se trata, ¿no? Es cierto, pero sólo hasta cierto punto.

Por ejemplo, si normalmente consumes 2.500 calorías al día y reduces a 1.600 calorías, perderás peso gracias a ese déficit diario de 900 calorías, incluso si lo que comiste fueron patatas fritas. Sin embargo, ni es una opción sana, ni duradera.

Es interesante tener toda la información posible sobre contar calorías y quemar calorías.

Contar calorias/ Dieta

  • Restricciones en tu dieta pueden aumentar tus niveles de estrés, especialmente si te dedicas a contar calorías. Si aumentan tus niveles de cortisol, la hormona del estrés, se produce un aumento de peso en el área abdominal. Pasas hambre, estás estresado y aumentas barriga, ¡fatal!
  • Cuando cuentas calorías, todo el tiempo, acabas con una dieta alta en carbohidratos para eliminar las grasas que aportan más calorías a tu dieta. Sin embargo, las dietas altas en carbohidratos generan una mayor liberación de insulina y la insulina es la hormona que hace que la grasa se almacene en nuestro cuerpo. Osea que acumulas más grasa, ¡Mal!
  • Tu metabolismo se ralentiza al seguir una dieta restrictiva en calorías. Ante la falta de calorías tu cuerpo responde conservando sus recursos. También aumenta el hambre y se reducen automáticamente los niveles de actividad. Con este panorama perder peso se convierte en imposible.
  • Algunos de los alimentos bajos en calorías no son tan saludables. Por ejemplo, los edulcorantes artificiales, están asociados, en algunos casos, a un mayor riesgo de cáncer.

Quemar calorías

Encontrar consejos e información de calidad sobre cuántas calorías se pueden quemar haciendo ejercicio es muy difícil. Normalmente el problema estriba en la excesiva generalización, dado que calcular la cantidad de calorías que una persona quema haciendo ejercicio es muy complejo. Realmente es imposible.

Algunos errores comunes en la información disponible:

Gráficos que muestran cuántas calorías se queman haciendo distintos tipos de ejercicio, nadar, correr, jugar al bádminton, caminar, etc. No pueden ser precisas, es imposible, porque aún cuando incluyan el peso de una persona, nunca contemplan la intensidad del ejercicio y la forma física de la persona.

Máquinas de gimnasio y relojes deportivos. Los cálculos que usan estos aparatos se basan en aproximaciones que no se adaptan a las múltiples variables de cuerpo humano. Factores como la aptitud del individuo o las condiciones ambientales no se tienen en cuenta y son fundamentales. Por ejemplo, entrenar en condiciones de calor hace que llegues antes a tu límite.

No es sencillo, aunque lo que comemos determina nuestro pérdida de peso, si estas agotado es mucho más difícil que elijas la opción saludable de comida frente a comida rápida hiper calórica. Por otra parte un yogur y una fruta seguramente suman más calorías que un donut, pero van a evitar que llegues muerto de hambre a la siguiente comida y te saltes la dieta a lo grande.

Si decides cuidarte y quemar calorías haciendo ejercicio puedes aprovechar y apuntarte al #RetoPuntoSeguro y benefíciate de todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria podrás obtener un importante descuento en la renovación de tu seguro de vida.

 
This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.