¿Cubre el seguro de hogar los siniestros relacionados con una fuga de gas?

Un fuga de gas puede dar lugar a importantes consecuencias, tanto para la vivienda y quienes viven en ella como para los vecinos. De hecho, si tienes caldera de gas u otros sistemas funcionen con bombona de gas debes tener muy en cuenta esta circunstancia de cara a la revisión de coberturas de tu seguro de hogar, especialmente si llega a producirse una explosión de gas.

Gestionar una explosión de gas de cara al seguro

Si en una vivienda se produce una explosión derivada de una fuga de gas, la responsabilidad  es determinada por la aseguradora. Esta responsabilidad puede recaer sobre el propietario, el inquilino si lo hubiera o sobre la empresa instaladora.

Se tratará de responsabilidad civil del propietario de la vivienda si la fuga que dio lugar al siniestro se produjo por su culpa. En este caso, se utiliza la cobertura de responsabilidad civil del seguro del hogar de propietario para hacer frente a los daños a terceros (personales materiales.  Sin embargo, no queda cubierto el daño patrimonial del propietario.

En caso de que la culpa sea de un inquilino, su seguro de hogar debería cubrir su propia responsabilidad civil frente al propietario. De este modo, los daños patrimoniales de este quedaría cubiertos, además de los daños personales y materiales al resto de afectados.

Si la aseguradora determina que la responsabilidad civil corresponde a la compañía instaladora del sistema de gas, el seguro de la empresa cubrirá los daños, tanto personales como materiales y patrimoniales.

Cabe destacar que algunos seguros de hogar incluyen la posibilidad de contratar una cobertura específica de explosión de caldera.

Revisiones periódicas para prevenir una fuga de gas

Una cuestión básica que hay que tener en cuenta es que tanto la caldera como cualquier otro sistema de gas debe pasar revisiones periódicas para asegurarse de que todo está perfectamente. De hecho, las instalaciones del gas deben pasar una inspección completa cada 5 años. Por su parte, las calderas de gas deben ser revisadas una vez cada 2 años.

En el caso de las estufas de gas aunque no es obligatoria la revisión periódica, si es recomendable la revisión del aparato cada cierto tiempo (se recomienda cada 5 años). Además, es importante recordar que es importante tener en cuenta la fecha de caducidad que viene indicada en elementos como las gomas y los tubos, y cambiar estos elementos antes de la fecha indicada.

Además, para prevenir una fuga de gas es fundamental comprobar y apagar los sistemas de gas cuando se sale de casa.

Calcula seguros de hogar

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones sociales. Mil gracias
 
This entry was posted in Seguros de hogar and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.