Ejercicio, lo mejor para reducir la recurrencia del cáncer de mama

Ejercicio, lo mejor para reducir la recurrencia del cáncer de mama

Las tasas de supervivencia del cáncer de mama son muy altas en comparación con otras formas de cáncer, pero en algunos casos, el cáncer regresa. El ejercicio se convierte en un gran aliado para la mujeres que han superado un cáncer de mama, y la reducción del riesgo de recurrencia de la enfermedad es solo una de sus ventajas.

Una nueva investigación destaca recomendaciones clave que las superviviente de cáncer de mama pueden incorporar a su estilo de vida para reducir el riesgo de recurrencia de la enfermedad. Dicha investigación recomienda la actividad física y el control del peso como opciones clave de estilo de vida que pueden reducir significativamente el riesgo de recurrencia del cáncer de mama.

La gran mayoría de los casos de cáncer de mama se diagnostican en una etapa temprana, con tasas de supervivencia muy prometedoras. De hecho, más del 90 por ciento de las pacientes con cáncer de mama se encuentran en una etapa temprana en el momento del diagnóstico, y la tasa de supervivencia a 10 años actualmente se estima en 83%.
Sin embargo, en algunos casos, el cáncer recurre, ya sea en la misma forma o de forma más agresiva que la primera vez. La investigación sugiere que ,en general, casi el 30 por ciento de las mujeres que fueron diagnosticadas con cáncer de mama en una etapa temprana desarrollan metástasis más adelante.

Factores de vida que influyen en la recurrencia del cáncer de mama

Esta nueva investigación, publicada en el Canadian Medical Association Journal examina algunos de los factores del estilo de vida que influyen en las tasas de recurrencia del cáncer de mama.
El estudio consiste en un metanálisis de 67 artículos que examinan varias opciones de estilo de vida, que incluyen ejercicio, control de peso, patrones dietéticos, tabaquismo y consumo de alcohol. La revisión investiga el impacto de estos cambios en el estilo de vida sobre las posibilidades de recurrencia del cáncer y resume los puntos clave.

El ejercicio y el control de peso son los cambios de estilo de vida más importantes para reducir el riesgo de recurrencia del cáncer de mama. 

Si bien los autores presentan sus hallazgos clave como recomendaciones para las pacientes, también advierten que los hallazgos no deben verse como una panacea para cada superviviente de cáncer de mama. Algunas formas de cáncer de mama son particularmente agresivas y pueden reaparecer a pesar de los esfuerzos más enérgicos para hacer cambios en el estilo de vida.

De todos los factores de estilo de vida revisados, la actividad física y evitar el aumento de peso parecen tener el efecto más beneficioso sobre las probabilidades de recurrencia del cáncer de mama.

Los investigadores comentan que el aumento de peso en más del 10 por ciento del peso corporal después de un diagnóstico de cáncer de mama aumenta la mortalidad por cáncer de mama y la mortalidad por todas las causas. Sin embargo, hay buenas razones para desalentar incluso un aumento de peso moderado debido a sus efectos negativos sobre el estado de ánimo y la imagen corporal. En este sentido, las mujeres con sobrepeso u obesas parecen tener  menores posibilidades de sobrevivir. Por el contrario, las mujeres que hacen ejercicio moderadamente (30 minutos de actividad física todos los días, 5 días a la semana o 75 minutos semanales de ejercicio intenso) reducen significativamente el riesgo de recurrencia del cáncer de mama y la muerte por cáncer de mama.

La dieta, sin embargo, no parece tener un impacto en la recurrencia del cáncer de mama. No se demostró que ninguna dieta específica reduzca el riesgo, y los autores señalan que el consumo de soja no es dañino, sino todo lo contrario: reemplazar la proteína de la carne con soja podría ayudar a los pacientes a evitar el aumento de peso.

En cuanto a los suplementos vitamínicos , la revisión no encontró pruebas suficientes para demostrar que la vitamina C esea útil, aunque un metanálisis incluido en el estudio reveló una reducción del 15 por ciento en la mortalidad por cáncer de mama para los que tomaron vitamina C. Los autores de la revisión actual recomendar ensayos clínicos para confirmar estos resultados.

La ingesta suplementaria de vitamina D podría ayudar a mantener la fortaleza y densidad de los huesos, especialmente después de la quimioterapia y los tratamientos hormonales, que reducen la densidad ósea.

Por otra parte, los autores recomiendan no fumar. Aunque la revisión no pudo establecer un vínculo claro entre dejar de fumar y las tasas de recurrencia, observan que el riesgo de muerte asociado con el tabaquismo debería ser motivo suficiente para dejar de fumar.
El consumo de alcohol, cuando se limita a una o menos bebidas alcohólicas por día, puede reducir el riesgo de recurrencia del cáncer de mama.

El #RetoPuntoSeguro te ayuda

Superar un cáncer es motivo de celebración, pero no puedes bajarla guardia. Si ya tenías un seguro de vida contratado con PuntoSeguro.com no puedes faltar en el #RetoPuntoSeguro. Únete, haz un seguimiento de tu actividad física y consigue importantes descuentos en la renovación de tu póliza.

 
This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.