El bebé y el ciclo completo del pañal

Los pañales son un artículo indispensable para la crianza de un bebé, ya que en las primeras etapas de su vida, los recién nacidos evacuan a cada momento, sin ningún control de los esfínteres debido a su temprana edad. Entonces con el fin de mantener al bebé aseado, libre de olores desagradables y además, cómodo, se utilizan los pañales. El pañal es un trozo de material absorbente, que se puede sujetar en el cuerpo y que tiene capacidad de retener las heces y la orina eficientemente. Motivos por los cuales su utilidad es más que obvia, a la hora de evitar manchas procedentes de los fluidos corporales del niño en cuestión.

Historia del pañal

No se sabe desde cuando el ser humano utiliza esta prenda para el manejo de sus hijos pequeños, sin embargo, se sabe que desde tiempos remotos se usaban telas con este propósito. El pañal de tela fue ampliamente utilizado por mucho tiempo, se trata de una pieza de algodón que se dobla para adaptarse al tamaño del bebé, y se sujeta con pasadores. Entrado el siglo XX, se popularizó el pañal desechable, diseñado con material mucho más eficiente que la tela para absorber los desechos y que conseguía, también, mantener al bebé mucho más cómodo.

El control del esfínter

El esfínter es un músculo que permite regular el flujo a través de un órgano, el control del esfínter es la manera en que se hace esa regulación de manera consciente y a voluntad. La inmadurez neurológica en los niños menores de dos años no les permite realizar este control, de hecho, en etapas muy tempranas, los bebés ni siquiera notan que se han orinado y no perciben esto como una función de su organismo.

Signos de que se inicia el control de esfínteres

Cuando los niños avisan a sus padres que están mojados o que se hicieron caca, cuando ya saben seguir instrucciones de uno o dos pasos, si sienten curiosidad por saber cómo funciona el váter o qué hace mamá y papá allí, son señales de que ya se puede comenzar a estimular el control de esfínteres. En niños de año y medio se puede iniciar sentándolos en la bacinica, sin pretender que dejen el uso de pañal, solo para que se acostumbren a estar allí. También se les puede preguntar cada cierto tiempo si están orinados, para que vayan identificando la sensación. El tiempo que puede llevarles el dejar el pañal por completo varía dependiendo del niño en cuestión, por lo que no tengas prisa porque esto suceda y, sobre todo, no les agobies con el tema.

Entrenamiento: ¿Cómo hacer que tus hijos ya no dependan de un pañal?

Sobre los dos años se puede iniciar el entrenamiento, primero se les quita el pañal por una hora y se le da la instrucción de avisar si tiene ganas. Si se orina encima, no se le debe reprochar de ninguna manera, solamente se le limpia y se le coloca unos calzoncillos limpio. Cada vez que avise correctamente se le premia con elogios y mimos. Poco a poco, y a medida que va controlando, se va aumentando el tiempo hasta que pase todo el día sin pañal. El control del esfínter nocturno es el más difícil de lograr, por lo que es probable que tus hijos necesiten un poco más de tiempo utilizando el pañal única y exclusivamente durante las noches. Para lograr un mejor resultado en este sentido, se les suele hacer orinar antes de dormir, así se reducen los líquidos durante la noche y se facilita el que amanezca seco durante las mañanas por muchos días. Eso sí, ¡No olvides ponerles el pañal “por si las moscas”!

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones sociales. Mil gracias
 
This entry was posted in Promocional and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.