El beneficiario de un seguro no es un heredero del tomador ni del asegurado

El beneficiario de un seguro no es un heredero del tomador ni del asegurado

Los seguros de vida, cuando se cobran por causa del muerte del asegurado, tributan por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Pero esto no implica que el beneficiario de dicho seguro sea un heredero ni del tomador ni del asegurado (en caso de que tomador y asegurado sean personas distintas). Este es un tema que es necesario tener muy claro.

En el caso de los seguros de vida, la indemnización que recibe el beneficiario es un derecho que proviene de la Ley y del contrato. Dicho derecho no se adquiere del tomador del seguro de  vida en cuestión, sino del asegurador. En este sentido, el derecho a la indemnización va del asegurador al beneficiario, sin pasar por el tomador. Es decir, en ningún momento la indemnización se incorpora al patrimonio del tomador, por lo cual no forma parte de la herencia, a no ser que no se haya designado beneficiario ni sea posible determinarlo.

En este sentido, el artículo 84.3 de la Ley de Contrato de Seguro se establece que si en el momento del fallecimiento del asegurado no hubiere beneficiario concretamente designado, ni reglas para su determinación, el capital formará parte del patrimonio del tomador y, por tanto, formará parte de la masa hereditaria bruta.

En el caso de que sí haya beneficiario designado o se pueda designar, el hecho de que la indemnización no forme parte de la herencia es de gran trascendencia. Así, por ejemplo, es posible renunciar a la herencia (por no poder hacerse cargo de los impuesto que aceptarla supone), sin tener que renunciar a la indemnización de un seguro de vida. No obstante, cobrar un seguro de vida por causa de muerte implica el pago del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. De hecho, no es posible cobrar el seguro si no se presenta el justificante de que se ha abonado dicho impuesto.

En cualquier caso, la cantidad correspondiente al seguro de vida incrementa la base imponible del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. No obstante, existen reducciones y deducciones estatales y propias que afectan directa o indirectamente al importe final que hay que abonar por el impuesto.

Calcula seguros de vida

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones sociales. Mil gracias
 
This entry was posted in Seguros de vida and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.