El ejercicio mitiga los efectos genéticos de la obesidad

La obesidad es una condición caracterizada por exceso de grasa corporal que puede conducir a muchas afecciones, como diabetes y trastornos cardiovasculares. Hay una variedad de causas que pueden desencadenar la obesidad.

La ciencia muestra que la genética juega un papel importante en la obesidad.  Sin embargo, los genes no siempre predicen la salud futura. Los genes y el comportamiento pueden ser necesarios para que una persona tenga sobrepeso. En algunos casos, múltiples genes pueden aumentar la susceptibilidad de una pesonaa la obesidad y requerir factores externos.

Ejercicio para  reducir los efectos genéticos de la obesidad

Un nuevo estudio de la Universidad de Búfalo, EE.UU, sugiere que sudar puede reducir la influencia que tienen los genes sobre la obesidad en las mujeres mayores de 70 años. El estudio ha sido publicado en la revista Menopause (junio 2018).

Este estudio deja un mensaje claro. Los investigadores dicen que el riesgo genético para la obesidad no es completamente determinista. Las decisiones que tomamos en nuestra vida juegan un papel importante en nuestra salud.

Los investigadores estudiaron a 8.206 mujeres de ascendencia europea. Utilizaron un conjunto mayor de 95 polimorfismos genéticos para construir su índice de riesgo genético de índice de masa corporal para estudiar la interacción entre la actividad física y la obesidad. Luego, evaluaron si las asociaciones genéticas se modificaron mediante el ejercicio y la edad.

El estudio reveló que las asociaciones genéticas en el IMC eran más fuertes en las mujeres posmenopáusicas sedentarias y más débiles en las mujeres que informaban altos niveles de actividad física recreativa.

“Nuestro trabajo sugiere que, en la vejez, podemos superar nuestro destino para la obesidad, que nos han dado nuestros padres, a través del ejercicio”, dicen los investigadores.

El estudio es significativo porque, hasta el momento, se sabía poco sobre el efecto de los genes de la obesidad más adelante en la vida, particularmente si la predisposición genética puede mitigarse mediante comportamientos saludables como la actividad física, señalan los investigadores.

También es uno de un creciente número de estudios que destacan los beneficios de estar físicamente activo, especialmente en lo que respecta al envejecimiento saludable.

“Para los ancianos, el ejercicio es importante para prevenir la pérdida de masa muscular, lo que ayuda a reducir el riesgo de caídas”, dicen los investigadores. “Además, hay muchos otros beneficios del ejercicio en adultos mayores”.

El #RetoPuntoSeguro recompensa tu esfuerzo

Desde PuntoSeguro queremos ayudarte a que tengas nuevos hábitos que sean beneficiosos para tu salud. Únete al #RetoPuntoSeguro y benefíciate de todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria podrás obtener un importante descuento en la renovación de tu seguro de vida.

CALCULA SEGUROS DE VIDA

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones sociales. Mil gracias
 
This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.