¿Es el ejercicio la fuente de la juventud?

Mi madre a sus setenta y tantos camina una hora diaria a marcha ligera, hace yoga regularmente y, al menos, un día a la semana baila salsa hasta las dos o las tres de la madrugada. Esta estupenda, lo que me lleva a pensar que realmente el ejercicio es la fuente de la juventud.

Todos andamos buscando la fuente de la juventud. Ese algo que puede retrasar el reloj y hacer que parezcamos diez años más joven. No estaría mal, ¿verdad?. Bueno, al parecer el ejercicio físico puede ser la clave. Y es que solamente 1/3 de nuestro envejecimiento depende de nuestra genética, el resto depende de nosotros. Osea, lo que ya sabemos, comer sano, actividad física y no fumar.

Cada década de nuestra vida que pasa es más importante desarrollar una actividad física en términos de calidad de vida e independencia. Lo más efectivo es simplemente comenzar, sin importar tu edad, sino tus músculos a medida que envejeces se contraen y pierden masa.  El ejercicio incrementa de forma consistente la fuerza y ​​el tamaño de estos músculos.

  • Lógicamente con la edad disminuye la capacidad del músculo cardíaco para propulsar grandes cantidades de sangre a todo el cuerpo. Sin embargo el ejercicio cardiovascular aumenta esta la capacidad del músculo cardiaco mateniendolo más fuerte y eficiente durante más tiempo.
  • Con los años nuestra capacidad para convertir alimentos en energía disminuye. Si hacemos ejercicio nuestro metabolismo se pone en marcha incrementando los niveles de colesterol bueno.
  • Perder masa ósea es otro aspecto negativo de envejecer y deriva en problemas como la osteoporosis. Está comprobado que los ejercicios de resistencia mejoran la densidad ósea lo que reduce la probabilidad de osteoporosis. El paso del tiempo también aumenta el riesgo de artritis debido a la degeneración del cartílago, que es el que proporciona la amortiguación necesaria a las articulaciones entre los huesos. Por eso hay que mantener las articulaciones móviles y los músculos que rodean las articulaciones fuertes para proporcionar un apoyo adicional.

Lo mejor es que el ejercicio funciona también como fuente de la juventud mental con beneficios como:

  • Disminuye el deterioro mental normal del envejecimiento.
  • Mejora las conexiones neuronales.
  • Ralentiza la pérdida del tejido cerebral.


En general tenemos vidas bastante más sedentarias que nuestros ancestros y es que los adelantos de la tecnología que nos facilitan enormemente la vida y nos permiten hacer cosas que hacen años ni siquiera imaginábamos, tienen el aspecto negativo de mantenernos quietos, pegados a las diversas pantallas un 75% del tiempo.

Seguramente la verdadera fuente de la juventud es incorporar a nuestra vida una rutina de ejercicios lo que mejorará significativamente nuestra salud general, nuestros niveles de energía y nuestra vitalidad a pesar de que los años sigan pasando.

Si decides cuidarte y reducir con algo de ejercicio físico las huellas del paso del tiempo puedes aprovechar y apuntarte al #RetoPuntoSeguro y benefíciate de todas sus ventajas. Además de tener controlada tu actividad física diaria podrás obtener un importante descuento en la renovación de tu seguro de vida, así como premios exclusivos cada mes.

 
This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.