¿Es el seguro la solución para la sostenibilidad del sistema de pensiones español?

El nº55 de la revista digital Seguros El Economista dedica una buena parte de su contenido a un asunto que está dando mucho que hablar en los últimos tiempos: la sostenibilidad del sistema de pensiones en España y, más concretamente, cómo el seguro puede tener la llave para el futuro de los jubilados españoles. Me han parecido tan interesantes los artículos publicados en este revista que voy a dedicar esta entrada a comentar algunos de los aspectos que considero más destables respecto a este asunto.

¿Son las rentas vitalicias la salvación de las pensiones?

Con los pensionistas en pie de guerra, el seguro puede tener la llave para su sostenibilidad.  Así nos recibe la portada de la revista en cuestión.

La pregunta es si realmente el seguro ofrece la solución al problema de las pensiones. Y es que el sector aseguradora está convencido de que, en efecto, así es, gracias a las rentas vitalicias.

No cabe duda de que el tema de las pensiones “tiene poco color”. No sabemos qué va a pasar en el futuro por, a día de hoy, la cosa pinta bastante mal. Ya no es cuestión de usar el tema como arma política. Porque, pase lo que pase, los que tenemos que enfrentarnos al futuro somos los ciudadanos de a pie. Así que vamos a buscar soluciones personales para aguantar el tirón, que al menos nos permitan protestar y hacer presión con el estómago lleno y los pies calentitos.

Ventajas de constituir una renta vitalicia

Y es que la solución es más fácil de lo que parece. Dice la revista que una de las características propias de la sociedad española es el afán por tener una vivienda en propiedad. En este sentido, un 80% de los hogares españoles tiene la vivienda en propiedad, según la Encuesta Financiera de las Familias elaborada por el Banco de España). Destaca que el patrimonio medio actual de los hogares cuya cabeza de familia es mayor de 65 años y ronda los 240.000 euros. De aquí parte la solución, porque, como indica la publicación de El Economista, constituir una renta vitalicia que le
permita compensar esa pérdida de poder adquisitivo de 350 euros mensuales
supondría un coste de 63.000 euros, de acuerdo con los cálculos de Afi Escuela de Finanzas. Es decir, muchas las familias ya cuentan con los recursos suficientes para hacer frente al deterioro de las pensiones públicas, porque, como indican Pilar González de Frutos, presidenta de Unespa, como José Antonio Herce, profesor de Afi, el ahorro acumulado está en forma de patrimonio y las rentas vitalicias son la mejor manera de hacerlo líquido.

Cabe destacar que para ello no es necesario es necesario deshacerse de ningún inmueble, bien sea la vivienda habitual, una segunda vivienda o cualquier otro, para constituir una renta vitalicia, ya que los recursos que se pueden destinar son muy variados, desde un
depósito bancario a un fondo de inversión o acciones, explica la revista. En este sentido, también constituyen un activo susceptible de convertirse en una renta vitalicia derechos como traspasos de negocios y licencias.

La presidenta de Unespa explica que las rentas vitalicias son “el mejor producto para complementar las pensiones públicas y, en ese sentido, nuestra tarea no solo es hacer negocio, que ya es suficientemente digno, sino además contribuir a crear una cierta cultura financiera. Estamos convencidos de que las rentas vitalicias, siendo el mejor producto de ahorro para complementar la pensión pública, no es habitual que se encuentre en la mentalidad de los ahorradores cuando piensan qué hacer para su jubilación”.

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones sociales. Mil gracias
 
This entry was posted in + Seguros. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.