¿Existen los cortes de digestión o son un mito?

cortes de digestión o hidrocución

¿Cuántas horas has perdido mirando al horizonte en la playa por miedo a que después de comer te diera un corte de digestión? Seguro que no llevas la cuenta.

Pues no te gustará saber que esas horas no han servido para nada porque los cortes de digestión no existen. El doctor Fernando Luca de Tena, especialista en digestivo del Centro Médico-Quirúrgico de Enfermedades Digestivas, lo niega rotundamente.

Durante muchos años se ha creído en el mito que entrar al agua después de comer era la causa de los cortes de digestión en verano. Pero si los cortes de digestión no existen, ¿en qué se basa este mito?

La hidrocución está detrás de los polémicos cortes de digestión

Cuando la temperatura cambia bruscamente en tu cuerpo hay riesgo de que sufras el síndrome de hidrocución, que no es otra cosa lo que popularmente relacionan con los cortes de digestión. Aunque poco tiene que ver la hidrocución con problemas digestivos.

Si después de hacer deporte y de comer entras en contacto con el agua a una temperatura fría los vasos sanguíneos de tu cuerpo se estrechan y llega menos sangre al cerebro. Durante la digestión, el estómago está trabajando y necesita un volumen mayor de sangre. Razón por la que al entrar en el agua fría después de comer en grandes cantidades aumenta el riesgo de sufrir hidrocución.

Los síntomas de este síndrome han alimentado el mito de los cortes de digestión debido a que:

  • De entre los síntomas como el mareo, la visión nublada, la falta de fuerza, las nauseas y los vómitos se han elegido estos dos ultimos, a nivel popular, como los que dan significado a los cortes de digestión. Estos síntomas no tienen nada que ver con la digestión, más bien con la falta de sangre.
  • Casualmente en la playa se dan los factores propicios para este síndrome: elevada temperatura a causa del sol, comida excesiva y agua relativamente fría.

¿Es peligroso el síndrome de hidrocución?

Según fuentes médicas el peligro radica no tanto en el síndrome sino en el escenario donde se da. Al producirse dentro del agua el riesgo de morir ahogado aumenta.

Aunque los síntomas pueden producir preocupación, lo más peligroso es que la persona que lo sufre esté sola en el agua. Sin ayuda, en esta situación no es raro que se produzca la muerte de la persona afectada.

Como recomendaciones principales para evitar este riesgo destacan el no entrar al agua después de comer abundantemente, no hacerlo en lugares solitarios, así como que la entrada en el agua se haga de manera progresiva.

¿Necesitas un empujón más para hacer ejercicio? Desde PuntoSeguro queremos ayudarte a tener una vida más saludable. Únete al #RetoPuntoSeguro y benefíciate de todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria, consigue regalos exclusivos superando cada reto y descuentos de hasta el 24% en la renovación de tu seguro de vida.

Calcula seguros de vida

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

Calcula seguros de vida

This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.