¿Qué es la fascitis plantar y cómo tratarla?

fascitis plantar

Fascitis plantar es el nombre que recibe la inflamación de la fascia de la planta del pie, una condición muy dolorosa que te puede afectar en tu día a día.  La fascitis plantar se caracteriza por un dolor fuerte en la parte interna del talón, que se sufre más al levantarte de la cama y después de caminar o hacer deporte.

Aunque la fascitis plantar es muy común en corredores y jugadores de baloncesto cualquier persona corre el riesgo de sufrirla. Las personas que pasan muchas horas de pie o caminando son el colectivo que tiene más posibilidades de padecerla.

¿Qué es la fascitis plantar y por qué aparece?

En la planta del pie hay un tejido muy grueso que sirve para conectar el hueso calcáneo con el metatarso. Esta fascia cumple funciones importantes como mantener el arco plantar a una determinada altura. Si la fascia es muy corta el arco plantar estará elevado, si es muy larga se presentará el pie plano.

La fascitis plantar aparece cuando la fascia plantar presenta una inflamación. Esta puede ser causada por:

  • Calzado inadecuado: el uso de calzado inadecuado es la primera de las causas en personas sedentarias pero también en deportistas. Pasar muchas horas de pie con un calzado de mala calidad castiga la fascia plantar. Los camareros suelen sufrir de esta afección debido a la cantidad de horas que pasan desplazándose de un lado a otro. En el caso de los corredores, las zapatillas de correr de mala calidad no absorben, distribuyen ni amortiguan el impacto contra el asfalto. A esto se añade la mala técnica de algunos corredores.
  • Músculos débiles del pie: caminar o correr con zapatillas ha provocado que los músculos del pie se atrofien ya que no trabajan lo necesario. Para compensar esto es importante el trabajo de la musculatura intrínseca del pie y así evitar que la fascia plantar se vea dañada.
  • Peso excesivo: resulta lógico pensar que a mayor peso corporal más peso deben aguantar tus pies. El peso excesivo hace que tu fascia plantar tenga que hacer mayor esfuerzo para soportar al cuerpo.
  • Pantorrilla acortada: cuando los músculos de la pantorrilla (gemelos, soleo y tibial) están contracturados “tiran” de la fascia plantar provocando tensión en esta. Además esta contracción de los músculos de la pantorrilla tiene como resultado que se pierda rango de movilidad en los pies.

¿Cómo tratar la fascitis plantar?

Cuando la fascitis plantar comienza a dar síntomas es el momento de actuar para intentar solucionar el problema.

Los estiramientos son la primera parte del tratamiento de la fascitis plantar. Los estiramientos de gemelos y de la planta del pie son los adecuados para reducir la tensión que sufre la fascia.

Estiramientos para la fascitis plantar

Mire este video en Youtube.

Un buen método para calmar el dolor y reducir la inflamación es el uso de una botella congelada que irás rodando con el pie.

fascitis plantar

Si nada de esto te funciona lo mejor que puedes hacer es ponerte en manos de un profesional para que a través de la fisioterapia sane tu lesión. Entre los tratamientos más innovadores para la fascitis plantar está las ondas de choque extracorpóreas.

¿Necesitas un empujón más para hacer ejercicio? Desde PuntoSeguro queremos ayudarte a tener una vida más saludable. Únete al #RetoPuntoSeguro y beneficiate de todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria, consigue regalos exclusivos superando cada reto y descuentos de hasta el 24% en la renovación de tu seguro de vida.

Calcula seguros de vida

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones sociales. Mil gracias
 
This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.