Fiscalidad de los Planes de Previsión Asegurada (PPA)

Fiscalidad de los Planes de Previsión Asegurada

Los PPA o  Planes de Previsión Asegurada son un producto asegurador que comparte la misma fiscalidad de los planes de pensiones, con la diferencia de que los PPA son contratos de seguro que garantizan un interés mínimo.

Por lo tanto, podemos decir, a efectos fiscales, que los PPA y los planes de pensiones tienen dos aspectos en común:

  • que las primas desgravan en la liquidación anual del IRPF
  • que las prestaciones tributan en su totalidad por  IRPF   como rendimiento del trabajo

Sin embargo, al tratarse de seguros, los PPA deben cumplir una serie siguientes requisitos:

  • El tomador, el asegurado y el beneficiario son las misma persona,
  • Existen unas contingencias aseguradas (las mismas que los planes de pensiones). La principal es la de jubilación. En este caso la provisión matemática para esta garantía debe superar el triple de la suma de las primas por fallecimiento e invalidez.
  • Deben ser seguros basados en técnicas actuariales y con un interés garantizado.
  • No existe disposición anticipada, salvo en los mismos casos que los previstos para los planes de pensiones, es decir, enfermedad grave y paro de larga duración.
  • El tomador podrá movilizar la provisión matemática a otro PPA o plan de pensiones. Del mismo modo, el tomador podrá movilizar los derechos consolidados de un plan de pensiones  a un PPA del que sea tomador.

Fiscalidad de las primas

El límite a las primas aportadas a los PPA se rige por el mismo sistema que las aportaciones a los planes de pensiones, igual que están regulados las contribuciones a los PPA de cónyuges con rendimientos inferiores a los 8.000€ y las reducciones especiales. Del mismo modo, los excesos de aportaciones podrán reducirse en los cinco ejercicios siguientes.

Fiscalidad de las prestaciones

El régimen fiscal para las prestaciones de los PPA es el mismo que para los planes de pensiones y, del mismo modo, se ve favorecida fiscalmente la percepción en forma de renta, ya que las prestaciones en forma de renta se integran en la base imponible general de cada año la anualidad que se perciba como renta. Sin embargo, si la prestación se recibe ne forma de capital es se integra  en la base imponible general de forma íntegra. En este punto hay que tener en cuenta que han desaparecido las reducciones del 40% del rendimiento íntegro para las aportaciones realizadas con posterioridad al 1 de enero de 2007. En el caso de que se reciba la prestación de forma mixta (una parte como capital y otra como renta, cada percepción tributará según su naturaleza.

Calcula seguros de vida

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones sociales. Mil gracias
 
This entry was posted in + Seguros and tagged , . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.