¿Pensamos mejor haciendo ejercicio que en reposo?

Las investigaciones  han demostrado que el ejercicio es beneficioso para el cerebro y que ayuda a tratar la depresión y previene el deterioro cognitivo. Muchos estudios han argumentado que un cierto nivel de ejercicio es beneficioso cuando se trata de proteger la función cognitiva y que llevar un estilo de vida sedentario afectará negativamente el cerebro de una persona.

Lo que nos preguntamos en esta ocasión es: ¿cuál es la importancia de la postura y el movimiento para el cerebro?  ¿Cuándo funciona mejor nuestra memoria de trabajo: cuando estamos sentados, de pie o haciendo ejercicio?

Sabemos por los estudios científicos que el ejercicio aeróbico ayuda a preservar la salud del cerebro , manteniendo a raya las enfermedades neurodegenerativas, como la demencia. Sabemos incluso que caminar 4.000 pasos cada día puede mejorar la función cognitiva en adultos mayores.

También sabemos que el hecho de estar sentado perjudica al lóbulo temporal , un área del cerebro que desempeña un papel esencial en el procesamiento de las memorias y el lenguaje.

Recientemente se han encontrado nuevas pruebas de que el ejercicio aeróbico protege el cerebro. Así,  nuevo estudio publicado en la revista British Journal of Psychology muestra cómo sentarse, pararse y caminar impactan cada memoria visual de trabajo, que es la capacidad del cerebro para almacenar información visual de forma espontánea, para usar en una tarea actual.

Comparando “actividad moderada” con “nada de actividad”

Dicen los investigadores que se ha encontrado que el ejercicio aeróbico agudo influye en el rendimiento cognitivo tanto durante como después del ejercicio. Sin embargo, dicen, la influencia en el desempeño ejecutivo durante el ejercicio agudo es menos clara, ya que varios informes proporcionan una teoría contradictoria y evidencia sobre la dirección de los efectos.

Por esta razón, decidieron usar la electroencefalografía (EEG) en su investigación, una técnica que permite a los investigadores monitorizar la actividad cerebral de una persona mediante el registro de impulsos eléctricos, para ver cómo realizarían las personas las tareas de memoria visual mientras están en una postura pasiva o físicamente activas.

El equipo reclutó a 24 participantes que realizaron pruebas de EEG mientras realizaban la tarea de memoria en diferentes condiciones: mientras estaban sentados en una bicicleta estática, mientras pedaleaban, mientras estaban de pie en una cinta de correr, y mientras caminaban en una cinta de correr.

Los investigadores encontraron que la memoria de trabajo visual de los participantes parecía funcionar mejor cuando andaban en bicicleta o caminando, en lugar de estar sentados o simplemente parados.

Además, cuando se trataba de la postura, los investigadores observaron que estar de pie ayudaba a minimizar los errores cuando los participantes realizaban su tarea.

“Nuestros resultados de comportamiento indican que tanto el ejercicio aeróbico agudo como la postura vertical aceleraron la velocidad general del procesamiento en comparación con las condiciones pasivas y sentadas, mientras que la postura vertical también sirvió para reducir las tasas de error”, escribieron los autores en su artículo.

¿Qué ocurre en el cerebro?

Basándose ​​en las mediciones del EEG, así como en el desempeño de los participantes en las tareas de la memoria de trabajo visual, los investigadores sugieren que las áreas del cerebro que pueden recibir un impulso durante el ejercicio aeróbico moderado son la red frontoparietal (el “centro de atención” del cerebro), y la corteza prefrontal dorsolateral (clave para la memoria de trabajo y la atención selectiva).

Es decir, las redes de funciones ejecutivas del cerebro parecen beneficiarse durante, y no solo después, del ejercicio aeróbico.

El equipo de investigadores argumenta que esto contradice los modelos existentes que han sugerido que el ejercicio desconecta las funciones de orden superior de la corteza prefrontal debido a los recursos de energía limitados. Así, los hallazgos de esta nueva investigación tienen implicaciones no solo para el campo de la psicología cognitiva, en donde nuestro conocimiento se deriva principalmente de participantes sentados y descansados, sino también para la comprensión del rendimiento cognitivo en general.

El #RetoPuntoSeguro incentiva tu ejercicio físico

Lo sabes, el ejercicio no solo es bueno para tu corazón, sino también para tu cerebro. Participa en el #RetoPuntoSeguro y únete a una comunidad de gente saludable que también lo sabe. Además, participando podrás ganar importantes descuentos en tu seguro de vida haciendo ejercicio.

CALCULA SEGUROS DE SALUD

 

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

  • Compártelo en las redes sociales (pinchando en los iconos de la izquierda)
  • Suscríbete al blog y recibe cada nuevo post en tu email pinchando aquí

Calcula seguros de vida

This entry was posted in Vida sana y fitness. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.