Motivos por los que estás agotado

Soy de esas personas que se levantan con mucha energía por la mañana, lista para la batalla. Duermo más de 7 horas, casi todas las noches, depende de mis hijos, claro está. Sin embargo, mi tema es que a lo largo del día mis niveles de energía comienzan a caer en picado y cuando llega la tarde estoy como si hubiese corrido dos maratones y media. En serio, muchos días, si pudiera, me acostaría antes que mis hijos, un desastre total.

Según los expertos dormimos un 20% menos que en el siglo pasado, para colmo trabajamos más horas al día y está claro que lo del mes de vacaciones de antaño es solo para unos pocos afortunados.

Si notas que te falta energía y vas arrastrándote a lo largo del día, no eres el único pero la buena noticia es que hay razones que justifican tu agotamiento y sabiéndolas puedes cambiar algunas cosas:

No haces suficiente ejercicio

Es un círculo vicioso: cuando te sientes agotado, tiendes a no hacer ejercicio, o al menos no te ejercitas con la misma intensidad que podrías. Eso puede hacerte sentir, aún más cansado.

Es curioso porque un estudio de la Universidad de Georgia descubrió que el ejercicio regular de baja intensidad puede aumentar los niveles de energía. En este estudio explicaban como, muchas veces, creemos que un entrenamiento rápido nos agotará, especialmente cuando ya nos sentimos cansados de entrada. Sin embargo, el ejercicio regular en realidad ayuda a aumentar la sensación de energía, particularmente en personas sedentarias.

Con el reto seguro tienes la posibilidad de hacer ejercicio y ahorrar dinero en tu seguro de vida solo tienes que conectar la pulsera de actividad que te regalan con cada póliza para poder medir tu ejercicio. Consigue el reto mensual y te devolverán hasta un 24% del importe de tu seguro a la renovación, o donarán dicha cantidad a una ONG.

Haces demasiado ejercicio

Si haces demasiado ejercicio puedes llegar a un punto de agotamiento en el que tu rendimiento disminuye. Ejercitar más y más no funciona exponencialmente como un chute de energía que corre por tus venas. De hecho, en realidad causa agotamiento.

Determinados tipos de entrenamiento llevan al deportista al extremo de forma continuada y esto puede hacer más daño que bien.

Existe una línea muy fina entre entrenar duro y  el sobre-entrenamiento, y cuando esa línea se cruza, la respuesta del cuerpo es muy negativa. Esto puede dar como resultado una serie de respuestas bioquímicas con las que el cuerpo intenta protegerse de la sobrecarga física. Una de ellas es ralentizar varios procesos produciendo una fuerte fatiga como resultado.

Una solución es asegurarte que intercalas suficientes periodos de descanso entre tus entrenamientos, días de descanso que permiten recuperarte completamente tanto mental como físicamente.

Tu sistema digestivo está desequilibrado

Se habla mucho últimamente sobre el papel que tiene el sistema gastrointestinal o digestivo en la regulación de las emociones, la energía, el sistema inmunitario e incluso la salud de la piel y las enfermedades crónicas. Las bacterias buenas y malas que se encuentran en nuestro sistema digestivo son determinantes en nuestra salud física y mental.

Cuando nuestros sistema digestivo está desequilibrado, puede provocar alergias, deficiencias en el sistema inmunológico, falta de sueño y otros elementos que producen agotamiento. Lo ideal es nutrirte con alimentos frescos, cereales integrales, todo tipo de frutas y verduras reduciendo al mínimo los alimentos procesados, especialmente el azúcar y los carbohidratos refinados.

No duermes tan bien como crees

Aunque te despiertes renovado, eso no significa que hayas dormido toda la noche. Incluso un caso leve de apnea del sueño puede evitar que llegues al sueño profundo necesario para mantener la energía durante todo el día.

Al parecer si se interrumpe el ciclo de sueño se producen problemas en los niveles de energía y somnolencia a los largo del día lo que afecta a la concentración.

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

  • Compártelo en las redes sociales (pinchando en los iconos de la izquierda)
  • Suscríbete al blog y recibe cada nuevo post en tu email pinchando aquí

Calcula seguros de vida

This entry was posted in Vida sana y fitness and tagged . Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.