Peligros de la barriga

La grasa tiene la desagradable costumbre de acumularse en todo tipo de sitios. Recuerdo cuando de joven al subir un par de kilos siempre iban al trasero, me molestaba muchísimo. Con el tiempo la grasa comienza a acumularse por otras parte por ejemplo la barriga, haciendo imposible llevar esos vaqueros tan de moda, pero que hace que tu barriga explote hacia fuera.

Vanidades aparte, todos nos preocupamos por la grasa, se ponga donde se ponga, sin embargo los médicos tienen una visión distinta del tema y en lo que se refiere a tu salud hay un lugar donde la grasa es especialmente peligrosa…. la barriga.

La grasa alrededor de la sección media de tu cuerpo es un factor fuerte de riesgo para la enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2 e incluso algunos tipos de cáncer. A pesar de muchos años de estudios, los investigadores todavía no están del todo seguros de por qué las personas con grasa en la barriga sufren más enfermedades.

Sí se sabe que las células de grasa en realidad regulan las funciones metabólicas y muchos expertos piensan que estas células grasas en el vientre liberan cantidades muy grandes de ácidos grasos, que pueden causar estragos en el nivel azúcar en sangre y la metabolización de la insulina en el cuerpo.

Lo cierto es que las personas con barrigas importantes y grasa profunda (visceral) pierden sensibilidad a la insulina. La insulina es una hormona crucial que ayuda al cuerpo a quemar energía. Si la insulina no realiza su función, el cuerpo responde bombeando más hormona y el sistema se desequilibra.

Por eso las personas con exceso de grasa abdominal son mucho más vulnerables a toda una serie de problemas que se conocen como síndrome de resistencia a la insulina o síndrome metabólico.

A menudo, las personas con resistencia a la insulina terminan desarrollando diabetes tipo 2. Además suelen tener la presión arterial alta y demasiado colesterol malo. Una receta para el desastre sin duda.

¿Cuál es tu forma corporal?

Tu forma corporal es el resultado de la combinación de tus genes con tu estilo de vida. Por eso, cada cual engorda en distintas zonas, algunos tienen grasa en el centro (forma corporal de manzana) y otros acumulan grasa más abajo (forma corporal de pera).

Las mujeres jóvenes a menudo aumentan de peso principalmente en el  trasero y las piernas, mientras que los hombres son más propensos a aumentar tripa. Esta puede ser una de las razones por las cuales los hombres de entre 30 y 40 años son mucho más propensos que las mujeres a padecer una enfermedad cardíaca.

Curiosamente cuando las mujeres alcanzan la menopausia comienzan a acumular grasa en la barriga su riesgo de enfermedad cardíaca alcanza el de los hombres.

No hay solución mágica

La barriga es una llamada de atención. Si reduces la grasa localizada en tu barriga, simplemente perdiendo de un 5 al 10 % de tu peso corporal total, puedes reducir la peligrosa capa de grasa del vientre hasta en un 30%.

Lamentablemente la solución mágica de la cirugía plástica no funciona en este caso.. Es posible que sea del tamaño de las células grasas, no su gran número, lo que realmente tenga un impacto en la salud.

El enfoque correcto generalmente combina una dieta saludable baja en calorías que también es baja en grasas saturadas y azúcar con ejercicio físico regular. Quizás el estómago plano puede estar fuera de tu alcance, pero un cuerpo más sano si está en tu mano.

Decide acabar con tu barriga, hacer ejercicio físico, aprovecha el #RetoPuntoSeguro y benefíciate de todas sus ventajas.  Además de tener controlada tu actividad física diaria podrás obtener un importante descuento en la renovación de tu seguro de vida.

 
This entry was posted in #RetoPuntoSeguro. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.