¿Qué causa los calambres musculares?

Un calambre muscular es una contracción involuntaria de las fibras que forman un músculo. Experimentar un calambre muscular no es agradable. Pero, ¿qué causa un calambre muscular? Los nervios controlan las fibras musculares. Cuando algo estimula o daña un nervio hace que las fibras musculares se contraigan. Esto da como resultado una contracción repentina, un calambre. La mayoría de las causas de calambres musculares son inofensivas, aunque algunas son más serias.

Causas leves de los calambres musculares

La contracción muscular tiene muchas causas comunes, incluyendo, el sueño insuficiente, la realización de esfuerzos excesivos y el abuso de cafeína, entre otros.

Sueño insuficiente

Las sustancias químicas del cerebro -neurotransmisores- desempeñan un papel importante en la transmisión de información desde el cerebro a los nervios que controlan la contracción muscular. La falta de sueño puede afectar el funcionamiento de estos neurotransmisores. Esto significa que el exceso de neurotransmisores puede acumularse en el cerebro. La falta de sueño puede dar lugar a la contracción muscular.

Esfuerzo excesivo

La distensión o el uso excesivo de un músculo puede causar espasmos y calambres. Cuando una persona hace ejercicio con intensidad o durante un período prolongado  puede experimentar contracciones musculares. La investigación sugiere que estos calambres musculares puede ocurrir después del ejercicio por dos razones.  En primer lugar, el ejercicio puede conducir a la fatiga muscular, la cual desencadena contracciones y calambres en las fibras musculares que han trabajado mucho. En segundo lugar, el ejercicio puede causar un desequilibrio electrolítico a través de la sudoración. Los electrolitos juegan un papel en la contracción muscular. Una pérdida de electrolitos dentro de las fibras musculares puede provocar espasmos.

Cafeína

Tomar demasiados productos ricos en cafeína puede causar contracciones musculares. La cafeína es un estimulante. Cuando una persona toma demasiada cafeína esta puede estimular las contracciones musculares en cualquier parte del cuerpo.

Deficiencia de ciertos nutrientes (calcio, magnesio y/o vitamina D)

El cuerpo necesita calcio para realizar una función muscular adecuada. Tener una deficiencia de calcio puede causar contracciones musculares. El magnesio también desempeña un papel en mantener los nervios y músculos sanos. El magnesio ayuda a transportar el calcio a través de las membranas celulares para apoyar la función nerviosa y muscular. Tener una deficiencia de magnesio puede causar contracciones musculares en cualquier parte del cuerpo. Además, los nervios necesitan vitamina D para llevar mensajes desde y hacia el cerebro a los músculos del cuerpo. Tener una deficiencia de vitamina D puede causar debilidad muscular y espasmos.

Deshidratación

La masa muscular es hasta un 75 por ciento de agua. El agua también ayuda a transportar nutrientes y minerales a los músculos para apoyar su función. Cuando una persona no toma suficiente agua  puede desarrollar deshidratación. Tener deshidratación puede causar calambres musculares.

Causas graves

Los calambres musculares que no se explican por una de las causas comunes anteriores puede indicar una condición de salud subyacente. Las condiciones de salud que pueden llevar a calambres musculares incluyen nervio espinal pinzado, esclerosis lateral amiotrófica (ELA), síndrome de Isaac y esclerosis múltiple. De ahí la importancia de acudir al médico si sufres calambres musculares regularmente, especialmente si estos no remiten modificando la dieta y la forma de hacer ejercicio.

Cuida tu salud y únete al #RetoPuntoSeguro

Cuanto antes acudas al especialista y te hagan las pruebas necesarias para determinar cuál es la causa de tu problema de salud antes podrás acceder al tratamiento necesario.  Por no hablar de la tranquilidad que da conocer qué es lo que pasa. Contratando un seguro de salud todo es más rápido.

Si te ha gustado el artículo queremos pedirte un pequeño favor:

Calcula seguros de vida

This entry was posted in Seguros de salud. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.