Qué cubre la cobertura a primer riesgo en los seguros de hogar para inquilinos

primer riesgo

Muchas veces las personas que viven en una vivienda alquilada se preguntan si es necesario para ellos contratar un seguro de hogar, incluso en el caso de que el propietario y/o la comunidad de vecinos ya tengan contratado un seguro. La respuesta a esta pregunta es que sí, es muy recomendable contratar un seguro de hogar cuando se habita en una vivienda alquilada, del mismo modo que se contrata un seguro cuando se alquila un local comercial o similar para realizar una actividad económica o profesional.

El principal motivo por el que hay que contratar un seguro de hogar aunque se viva en un vivienda alquilada es porque, a pesar de que el inmueble cuente con un seguro contratado por el propietario, hay algunos aspectos de los que el inquilino es responsable directamente, por lo que contratar un seguro de hogar con la cobertura de responsabilidad civil es fundamental.

Seguros a primer riesgo para viviendas en alquiler

Las compañías de seguros comercializan seguros de hogar específicos para personas que viven en viviendas alquiladas. Estos seguros incluyen las coberturas que se consideran básicas en cualquier seguro de hogar, como la responsabilidad civil y la asistencia jurídica, los daños por incendio o escapes de agua, etc. La peculiaridad de estos seguros de hogar para inquilinos es que suelen hacer a primer riesgo, especialmente sobre el continente, para poder dar un solución rápida a problemas en los que la intervención de un perito o la intervención del propietario puedan retrasar la solución del problema.

La cobertura a primer riesgo consiste en que el seguro indemniza con una cantidad fija tras producirse alguno de los siniestros contemplados en la póliza. Esta solución es muy rápida y resulta muy beneficiosa para viviendas de alquiler. En caso de que el propietario tenga que correr con los gastos será el seguro quien se ponga en contacto con él para depurar responsabilidades sin dejar por de ellos de atender la reclamación del asegurado, en este caso, el inquilino.

La cobertura a primer riesgo de los seguros de hogar se puede contratar tanto para el continente como para el contenido, de modo que quedan cubiertos tanto los daños en la estructura de la vivienda (estéticos, eléctricos, roturas, daños por agua, etc.) como lo que haya en su interior por un accidente o un robo (muebles, joyas, etc.).

Cómo contratar un seguro de hogar con cobertura a primer riesgo para inquilinos

Existen muchas opciones para contratar un seguro de hogar con cobertura a primer riesgo si vas a alquilar una vivienda o vives ya de alquiler. Una fórmula ideal sería contratar este seguro con la misma compañía con la que el propietario o la comunidad de vecinos tiene su seguro de hogar, pero no es obligatorio.

Además, a la hora de contratar un seguro de hogar en el caso de las viviendas alquiladas hay que valorar si se va a asegurar sólo el continente o si también se va a asegurar el contenido. Si la vivienda se alquila amueblada es más que recomendable asegurar también el contenido, puesto que el inquilino es responsable también de ese mobiliario. En cualquier caso, si se produce un robo o cualquier siniestro será muy útil contar con esta cobertura a primer riesgo sobre el contenido.

Si quieres contratar un seguro de hogar no olvides consultar nuestro comparador de seguros. Podrás ver encontrar diferentes opciones y elegir la que más se acomode a tus necesidades.

Ahora solo nos queda pedirte el favor de ayudarnos a compartir esta página en tus redes sociales para que podamos llegar a más gente que necesite de nuestra ayuda en estos temas. Solo tienes que hacer click en alguno de los botones sociales. Mil gracias
 
This entry was posted in Seguros de hogar. Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.